Posible toque de queda y aumentan de casos Covid-19 en Perú

El gobierno peruano está dispuesto a decretar el toque de queda si no se acata la cuarentena voluntaria vigente desde ayer para frenar la expansión de casos de coronavirus, que aumentaron de 86 a 117 desde la víspera.

 

El ministro de Defensa, preguntado sobre versiones extraoficiales sobre la implantación del toque de queda desde esta noche, solo respondió que el gobierno tomará las medidas más extremas si no se acatan el auto-aislamiento domiciliario y otras medidas de emergencia contra la enfermedad.

El primer ministro, Vicente Zeballos, dijo a su vez que está abierta la opción de adoptar la extrema medida. ‘El toque de queda es una de las posibilidades, no está descartada’, manifestó al señalar que se evaluará el cumplimiento de la virtual cuarentena nacional.

Según el titular del Interior, Carlos Morán, el toque de queda es una posibilidad pues el gobierno evalúa la situación y aplicará cualquier medida necesaria para un mayor control de la población.

Añadió que la gran mayoría de los casos se registraron en Lima y que 13 pacientes están hospitalizados, dos graves, y el resto se encuentra en cuarentena en sus casas y bajo control médico.

El premier Zeballos advirtió de otro lado que desde hoy será más drástico el control del cumplimiento del aislamiento domiciliario, a cargo de militares y policías desplegados en todo el país.

El ministro de Defensa indicó que los uniformados aislaron desde esta madrugada a Lima, una ciudad de diez millones de habitantes, bloqueando todos los accesos por carretera a la ciudad.

Por efecto de la medida, cientos de camiones y autobuses, según reportes radiales, se encuentran detenidos a lo largo de varios kilómetros en la carretera Panamericana Norte, una de las principales rutas de ingreso a la capital.

Como parte de las medidas de emergencia, hoy se cerraron las fronteras y quedaron prohibidos los vuelos nacionales e internacionales, así como el transporte de pasajeros por las vías terrestre, fluvial o lacustre.

A consecuencia de esas medidas, cientos de pasajeros peruanos y extranjeros que no lograron viajar a sus lugares de origen antes del cierre, se mantienen dentro del aeropuerto internacional Jorge Chávez y claman por ser evacuados.

El jefe del Instituto de Defensa Civil dijo que se busca una posible solución para los pasajeros del interior y la Cancillería coordina con sus embajadas en el exterior y las de los países de los extranjeros varados, una posible solución.

Al mismo tiempo, la Cancillería evalúa la manera de repatriar a los peruanos que no pudieron regresar de diversos países en los que estaban al declararse la emergencia.

Lima, 17 de marzo 2020
Crónica Digital/PL

Compartir