Toque de queda y control policial para enfrentar Covid-19 en Chile

0

Por Rafael Calcines Armas

Criticado en amplios sectores por reaccionar lentamente en el enfrentamiento a la Covid-19, el gobierno de Chile aplicó toque de queda y otras medidas en el país para intentar frenar el avance indetenible de la pandemia.

La noche del domingo esta capital cayó desde temprano en un profundo letargo, pues el toque de queda comenzó a las 22:00 hora local y hasta las 05:00, pero a las 19:30 el Metro cerró sus puertas, y a esa misma hora salieron los últimos ómnibus urbanos de sus terminales.

El toque de queda fue dispuesto la víspera por el presidente Sebastián Piñera como respuesta, según el gobierno, para contrarrestar la indisciplina de muchas personas que estando enfermas no han respetado la cuarentena en sus casas ordenada por las autoridades sanitarias.

Haciendo caso omiso a los llamados a permanecer en sus hogares, en los últimos días muchos han salido a la calle sin necesidad o a reunirse con amigos y comer en restaurantes, e incluso se comprobó una gran afluencia en las zonas de playas de la zona central del país de familias completas procedentes de la capital.

Por ello, el gobierno también prohibió el traslado hacia localidades turísticas y ordenó el retorno a sus hogares, a más tardar el martes, a quienes estén en esas áreas.

Algunas medidas son aun más fuertes en las acaudaladas comunas de Providencia, Las Condes y Vitacura, donde además del toque de queda también se implantaron controles policiales para imponer disciplina, pues en esas barriadas se concentra la mayoría de los 632 enfermos reportados en el país, pero también parece ser donde menos se respeta la cuarentena.

El general Carlos Ricotti, jefe de Defensa Nacional de la Región Metropolitana, señaló que además de participar en los controles de identidad, los uniformados también se han dedicado a realizar «patrullajes preventivos nocturnos», especialmente en las áreas sensibles para el abastecimiento y distribución, con puestos militares fijos en el norte, oeste y sur de la capital.

Una de las críticas más recurrentes al gobierno en los últimos días es su negativa a declarar una cuarentena total en el país, pues La Moneda y el Ministerio de Salud consideran esa medida improcedente y alegan que pudiera incluso acarrear más problemas que beneficios en el enfrentamiento a la pandemia.

Sin embargo, desde políticos, alcaldes y científicos hasta sindicatos y organizaciones sociales, insisten en que se debe aplicar esa drástica medida antes de que sea demasiado tarde y el país se vea inmerso en un escenario similar al que presentan países como Italia y España, que cuentan con una infraestructura sanitaria superior.

No obstante, este domingo se celebró la primera reunión de una Mesa Social sobre Covid-19, a la cual el gobierno invitó por primera vez a dialogar, a alcaldes, directivos del Colegio Médico y especialistas de reconocido prestigio.

Aunque de este primer encuentro no salieron medidas de peso, quedó la impresión de que al parecer el gobierno se dignó a escuchar otros criterios sobre cómo enfrentar la crisis, y los participantes al menos concordaron en la necesidad de trabajar coordinadamente contra una enfermedad que ha desquiciado por completo la vida nacional.

Santiago de Chile, 23 de marzo 2020
Crónica Digital/PL

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.