Trump en EE.UU: el desastre como su estrategia de reelección

0
 El presidente Donald Trump eligió el desastre como su estrategia de reelección, asegura hoy un comentario que publica el diario The New York Times.

 

Suscrito por Charlie Warzel, un columnista de opinión del rotativo, el informe indica que el mandatario tenía dos caminos potenciales esta semana en sus planes de permanecer en la Casa Blanca.

El primero, sostiene, salvaría millones de empleos, convertiría a Trump en un héroe populista para muchos y quizás podría prevenir otra depresión.

La otra senda cortejaría el caos, jugando con la división partidista, desviando toda la culpa de la pandemia del coronavirus a los medios de comunicación, China y la Casa Blanca de Obama, y rezando para que termine siendo suficiente para oscurecer la desastrosa falta de preparación de su administración, agrega Warzel.

Pero, en un testimonio de la insensibilidad Trump en este momento decisivo, eligió el segundo camino, subraya.

El presidente parece dispuesto a instar a los trabajadores de algunas zonas a volver a un escenario de pandemia, posiblemente tan pronto como a mediados de abril, para reiniciar la economía -una maniobra que los expertos en salud están de acuerdo en que haría que los casos se dispararan, perdiendo efectivamente la lucha a corto plazo contra el virus, sostiene el analista.

Asimismo advierte que poner a sabiendas a los trabajadores en peligro para mover el mercado es a la vez ‘impensablemente cruel y salvajemente equivocado’, incluso desde una perspectiva económica.

Mientras tanto, la conversación sobre el virus se aleja de los que sufren innecesariamente y de la lamentable preparación de la administración Trump, señala el informe.

La pandemia pasa de la pesadilla de Trump, una compleja crisis médica y logística que requiere empatía y liderazgo, a la situación de Trump, una batalla política cínica y demasiado simplificada que se libra con crueldad y sin rodeos, precisa.

Aunque la opinión pública en torno al virus está dividida por partidos, hay pruebas que sugieren que la brecha se acorta y podría reducirse sustancialmente a medida que la propagación de la infección alcanza su punto máximo en todo el país.

Ante una amenaza que se multiplica exponencialmente, el presidente coquetea con el desastre en lugar de evitarlo. Es una estrategia con un alto riesgo de daños colaterales, es decir, nosotros, subraya Warzel.

Washington, 28 marzo 2020
Crónica Digital/PL

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.