Comentario sobre el “Plan económico de emergencia para familias, los trabajadores y las empresas” anunciado por el gobierno.


0

El pasado 08 de abril, el gobierno anunció la segunda etapa del Plan de Emergencia (la primera etapa fue anunciada en marzo) que considera las siguientes disposiciones:

I. Beneficio para las familias más vulnerables

Creación de un fondo de US 2.000 millones para entregar mayores beneficios y crear empleos para las personas y familias más vulnerables, lo que beneficiará a los 2.6 millones de trabajadores informales sin contrato de trabajo, que hoy no cuentan con la protección del seguro de desempleo.

II. Beneficio para empresas

Creación de una línea de financiamiento con garantía del Estado con las siguientes características:

1.- Permitirá acotar el riesgo de crédito extraordinario y facilitará las condiciones para que los bancos presten capital de trabajo por un plazo de hasta 48 meses, con un período de gracia de hasta 6 meses y por un monto equivalente de hasta 3 meses de venta. Esta línea estará disponible hasta el 30 de septiembre.

2.- La garantía del Estado dependerá del tamaño de la empresa beneficiada y ésta no podrá usar estos fondos para amortizar créditos previos, pagar dividendos, hacer retiros de capital o hacer préstamos a terceros.

3.- Es importante recalcar, que los bancos que presten estos recursos a las empresas beneficiadas deberán reprogramar todos los créditos prexistentes del deudor y postergar toda amortización de sus antiguos créditos hasta que los nuevos préstamos estén pagados íntegramente.

Comentarios

Las medidas anunciadas son importantes y ofrecen un alivio a hogares y empresas que están sufriendo caídas en sus ingresos acostumbrados, impacto que en muchos casos es dramático.

Sin embargo, surgen dudas acerca de si acaso son suficientes, si su aplicación práctica será expedita y, en lo esencial, si se trata de una ayuda a las empresas o a la banca.

I.Beneficios a los hogares vulnerables

a.- Considerando el universo de 2,6 millones de potenciales beneficiarios y el monto del Fondo, asumiendo una ayuda por 3 meses, el bono mensual alcanzaría a cerca de $ 220.000, bastante inferior al Ingreso Mínimo Garantizado.

b. Ello obligaría a miembros es esos hogares a salir de su cuarentena y buscar ingresos con riesgo de contagio por la pandemia.

c. No habría recursos fiscales nuevos, pues el Fondo se financia con reasignaciones presupuestarias que podrían afectar a otros programas de transferencias sociales.

II. Beneficios a las empresas

En el caso de la ayuda crediticia a las empresas, la principal duda surge acerca de las condiciones de financiamiento, puesto que los bancos son libres de decidir:

a) A quién prestar y a quién no.

i. Se podría estimular el descreme de cartera con criterio comercial.

ii. Deudores con antecedentes débiles podrían quedar fuera.

1. Morosos

2. Con IVA u otros impuestos pendientes

3. Con cotizaciones previsionales o deudas laborales pendientes

4. Deudores en Dicom

b) Qué tasa de interés aplicar.

i. El riesgo crediticio es hoy mayor y los márgenes subirían.

c) Qué plazos ofrecer.

i. Los nuevos créditos podrían pactarse en un solo pago a 6 meses.

ii. Los refinanciamientos en un solo pago a 6 meses.

d) Las garantías.

i. Nada impide que se exijan mayores garantías.

ii. Se podrían requerir condiciones adicionales de hacer o no hacer.

Es posible que en las normas legales y reglamentarias que se dicten queden despejadas estas dudas.

Sin embargo, la consecuencia más clara es que los bancos están siendo directamente beneficiados por las siguientes vías:

Respecto de los deudores

Respecto de los deudores que accedan a los créditos y refinanciamiento, la cartera de los bancos verá reducido su nivel de riesgo gracias a las nuevas garantías fiscales y se ahorrarán provisiones.

1.-  Las empresas que no sean refinanciados serán sometidas a cobranza judicial, sus créditos acelerados y sus garantías ejecutadas, lo que permitirá al banco acreedor liberar provisiones, reducir su “cartera deteriorada” y castigar saldos incobrables con beneficio tributario.

2.- Los nuevos créditos y los refinanciamientos podrán ser concedidos a tasas de interés superiores a los de origen, aumentando el margen neto de intereses y reajustes, es decir, el margen operacional, el retorno sobre activos y el retorno sobre capital.

Por todos estos beneficios directos a su patrimonio, la banca no paga costo alguno ni asume ninguna obligación social en contrapartida, como refinanciar deudores morosos que, dentro del universo de más de 4 millones, pudieran ser líquidos pero solventes y socialmente valiosos de rescatar. No obstante, los beneficios que obtiene son posibles por el financiamiento con recursos que provienen de la línea del Banco Central.

Santiago de Chile, 10 de abril 2020
Crónica Digital 

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.