En memoria y honor de Lola Duarte, combatiente de la resistencia antipinochetista

0

La siguiente nota fue escrita en despedida de la combatiente de la resistencia chilena a la dictadura de Pinochet, Lola Duarte fallecida el 12 del presente mes de abril,, 2020, por nuestro director, Marcel Garcés  Muñoz.

Es también un homenaje a todas las mujeres y hombres, centenares,  miles, que  en los momentos más difíciles de la represión de la tiranía, arriesgaron sus vidas, sus hogares, sus familias, sus seres queridos, en defensa de la democracia, de los derechos humanos, de la vida de la justicia y de la de felicidad y el amor.

Lola Duarte es un nombre, pero es también el combatiente anónimo de la resistencia, de la clandestinidad, que merecen ser reconocidos  en la historia de las luchas sociales y políticas  de Chile, de quienes  ofrecieron sus sacrificios personales, pusieron a disposición sus vidas, por la recuperación de la libertad y la democracia  y que hasta hoy permanecen en el anonimato que eligieron como camino.

Lola dio su última batalla, pero no pudo sortear  el desafío de su partida.

Entonces,  la mantendremos junto a nosotros, en la memoria, en nuestros corazones, que es la manera de permanecer , de mantenerla viva, entregando como siempre su alegría, su pasión por la vida, su ternura constante, a pesar de los pesares y los riesgos  que caracterizaron sus momentos.

Lola forma parte de nuestras historias, ocupó un lugar protagónico en los años  violentos de la dictadura,  en los tiempos cruciales, dramáticos, pero apasionantes  desde los primeros pasos tras el golpe del  73.

Vivió y sufrió los momentos dramáticos  iniciales de la represión criminal  contra el Partido Comunista  de Chile y otras fuerzas de izquierda, contra la democracia y los derechos humanos y sociales del pueblo chileno.

Y como muchos y muchas asumió el desafío principal de desafiar el terrorismo bárbaro del revanchismo de la Derecha política y empresarial, y no lo olvidemos, de la Casa Blanca y el Pentágono.

Estuvo entonces en la “primera línea” efectiva de entonces, protegiendo a los combatientes, a los dirigentes, a los cuadros,  a la “resistencia”  antidictatorial, colaborando decidida y efectivamente con la reconstitución, la reorganización  del difícil y complejo, tejido partidario y social.

Ahí  expuso su vida, se entregó con la alegría y pasión que la caracterizaba en  las batallas desde la sombra,  asumiendo, como miles de mujeres y hombres de ese momento, su lugar en  la clandestinidad mas anónima, pero vital.

Formó parte del “ejército de las sombras”, aquellos que no esperaban- ni recibieron- reconocimientos ni medallas, pero que se mantuvieron firmes, decididos, aguerridos, sacrificados, sin otra ambición que el deber cumplido y su conciencia limpia y tranquila.

(Yo se que si hubiera sabido que escribiría de ella, que es como escribir  de miles de otras y otros  desconocidos  u olvidados héroes de ese tiempo  tormentoso,  me habría mandado “a buena parte”, o algún otro lugar más o menos conocido de nuestro léxico popular, aunque sin eludir una buena copa de vino y algún comentario más o menos afilado sobre algún personaje de la historia o de la  actualidad).

Lo cierto es que le tocó vivir circunstancias históricas de nuestra historia social y política, de nuestros deberes políticos, partidarios, y asumió sin ninguna  estridencia  las responsabilidades correspondientes, no sin dolores personales, sinsabores, o penurias económicas y emocionales.

Pero siempre miró hacia el porvenir. que como se sabe siempre cuando se cree que estas  llegando al horizonte soñado,  este se encarga de recordarte que recién estás , de nuevo, iniciando el camino.

Pero no te creas Lola Duarte, que ahora están en un camino sin vuelta ni destino.

Estás de viaje para iniciar el rumbo a la Memoria,  al recuerdo en el corazón de tu familia, de tus amigos, de tus camaradas  de ayer, de hoy y de mañana. Porque lo que sembraste, las semillas de organización, de cariño y de ternura van a florecer mañana, en nuevas trincheras, en nuevas manos, en nuevos enamorados, en  nuevos combates por la felicidad y el amor.

Recibe, querida amiga y compañera, estés donde estés y con quién estés,  el abrazo de Marcel y Valentina.

Santiago de Chile, 13 de abril 2020
Crónica Digital

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.