Lautaro Carmona: “Los Estados están desafiados a su capacidad de políticas humanitarias”

0

El secretario general del Partido Comunista y ex diputado por la región de Atacama Lautaro Carmona, conversó con Crónica Digital y manifestó sus preocupaciones por la clase trabajadora y el tratamiento del gobierno en torno a las distintas crisis.

“Estamos hablando de una crisis social, económica y de confianza, por lo tanto también de una crisis política”, partió diciendo. Todo ello se enmarca en las necesidades que los ciudadanos vienen manifestando desde el estallido social del pasado 18 de octubre y, que se acentúan con la pandemia que azota al mundo entero. “Los Estados están desafiados a su capacidad de políticas humanitarias”, continuó.

El ex diputado critica la falta de denuncia en torno a las medidas de apoyo a la ciudadanía que ha tomado el Gobierno de Sebastián Piñera desde la llegada del Covid-19 al país y, al mismo tiempo, cuestionó el rol de los medios de comunicación: “Sabemos que no hay otro camino en el parlamento que no sea cerrarle el paso a iniciativas que son mezquinas y atentatorias para resolver el tema de la crisis y, que no hay iniciativa parlamentaria para poner recursos sobre la mesa que sean admisibles ‘constitucionalmente’. Entonces, quizás le ha faltado más denuncia a las bancadas incluyendo a la del PC, para tocar la campana. Pero tenemos por otro lado también, el control mediático más absoluto, aquí no se salva ni un solo rostro, ni el que da el tiempo, ni el que anuncia la lluvia, ni el que informa del aviso económico, ni el que va al matinal. Esto está absolutamente ladeado y también había un sector de la oposición, (…) que construyó esta fantasía de ‘sociedad transversal’ del modelo neoliberal”, criticó. 

Lautaro Carmona

El sistema imperante forma parte del descontento de la ciudadanía y así lo expresó Carmona: “Para eso podemos decir varios ejemplos, como la esquizofrenia de empujar que se volviera a clases, que los trabajadores públicos volvieran a sus puestos presenciales, que para mantener la economía iba a tener que haber ‘audacia’ y ‘sacrificio’ de salud y vidas humanas (…) entonces lo que ha quedado de manifiesto es, del punto de vista de los derechos de la gente, sobre todo en la adversidad, lo perverso que es el sistema neoliberal que permite que se ponga en el centro primero, el capital y, después, la salud y la vida”.

Respecto a la cuarentena estableció: “Yo creo que si hay voluntad política del Estado de Chile, tendría que en primer lugar haberse suspendido todos los pagos, menos por cierto la prórroga con intereses, asumiendo que llegará el día en que se re programen las deudas. Debiera haberse abierto un camino casi automático de crédito absolutamente blando, con cero tasa de interés y con una cantidad de meses de gracia que permitan que de verdad reciban en oportunidad y en la cantidad proporcionada a su patrimonio, una cantidad de recursos que hacían falta para preparar la cuarentena total”.

“Es momento en el que el Estado es Estado, se pone, ordena y luego cobra según las capacidades de cada uno. De esta pandemia, tal como van las cosas, los ricos van a salir más ricos. Y la consecuencia además de enfermos, de muertes, de cesantes, baja en salarios y de hambre, va a ser también, un síndrome de enfermedades de salud mental que va a superar cualquier expectativa. Y ello, va a estar en el origen de lo que sean los estallidos sociales legítimos, que son el único mecanismo incluyendo los procesos eleccionarios, para reivindicar los intereses mayoritarios” continuó diciendo el también administrador público. 

Finalmente terminó cuestionando las prioridades del Estado y habló sobre los posibles escenarios futuros: “Nosotros gastamos en defensa más que el promedio de América Latina, más que nuestros tres vecinos ¿por qué no se reasignan los fondos de Las Fuerzas Armadas en función de estas políticas sociales obligadas? ¿por qué el Estado sigue preocupado de cuales son sus reservas? ¿de qué le sirven las reservas si se le muere la población? Da a suponer que eso no tiene sentido, pero para ellos sí tiene sentido. Es casi la política malthusiana de que aquí tiene que limpiarse en forma natural la sociedad y a los más pobres no les da y bueno, chao. Yo creo que hay medidas que todavía los gremios, todavía las fuerzas progresistas que representan intereses objetivos, reales, dramáticos y que tienen derechos para reclamar, le falta golpear más. Eso será petróleo, combustible para la hoguera de lo que será la explosión social a penas le abran la milésima posibilidad. La gente no va a aguantar esto” proyectó.

Santiago de Chile, 21 de mayo 2020

Por Charlene Schipmann

Crónica Digital.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.