A 43 años del estreno de Star Wars: la influencia de Izquierda que provino de Vietnam

Fue el miércoles 25 de mayo de 1977 que fue estrenada la película “Star Wars. Episodio IV. Una nueva esperanza”, conocida también como “La Guerra de las Galaxias” en el mundo hispanohablante. Han pasado 43 años. Es probable que el cineasta estadounidense George Lucas no imaginó que su creación se transformaría en un fenómeno cultural de larga duración e impacto mundial.

Hoy forma parte del imaginario cultural el universo ficcional de la lucha entre el imperio y la resistencia de la Alianza Rebelde, ocurrida “hace mucho tiempo” y “en una galaxia muy lejana”, con dinámicas marcadas por “La Fuerza”, poderoso campo de energía metafísico, asociada a un “lado oscuro” generado por la ira y el odio. La pieza musical de la película, compuesta por John Williams, es considerada como una de los más famosas en la historia. La franquicia hasta hoy produce ingresos de envergadura, incluyendo productos como libros, juegos, comics, series de televisión y muñecos. En términos de recaudación, las tres trilogías constituyen la segunda saga más exitosas de la historia del cine. La trilogía inicial recibió un total de diez Premios Oscar.

También es posible que se ignore que la premisa argumentativa tuvo una base histórica y concreta de inspiración: la Guerra de Vietnam, el combate del Viet Cong y del pueblo de Vietnam contra el imperio estadounidense.

Como se sabe, después de la primera película vinieron dos secuelas, “Star Wars: Episodio V.  El Imperio contraataca” y “Star Wars: Episodio VI. El Retorno del Jedi”, que forman parte de lo que se conoce como la “trilogía original”. Poco más de una década después, en 1999, se estrenó “Star Wars: Episodio I. La Amenaza Fantasma”, primera cinta de una nueva trilogía de precuelas. A finales de 2012 la factoría Disney adquirió Lucasfilm, productora de las seis películas previas, ​ y anunció la realización de una tercera trilogía cinematográfica, la última de las cuales fue “Star Wars: Episodio IX. El ascenso de Skywalker” de 2019.

No existe ni una duda que una de las bases de inspiración de Lucas para crear Star Wars fue la Guerra de Vietnam, la que había concluido en 1975 –mientras el cineasta afinaba el guion– con la derrota de los Estados Unidos. Ello fue antecedido por la crisis del escándalo Watergate, que desencadenó en el derrumbe del Presidente Richard Nixon, un republicano conocido por su anticomunismo y que tuvo un papel determinante en el golpe de Estado en Chile en 1973. De los cinco operadores encubiertos e Watergate, cuatro eran parte de la contrarrevolución cubana: Virgilio González, Bernard Barker, Eugenio Martínez y Frank Sturgis.

El realizador cinematográfico Walter Murch ha relatado que George Lucas tenía previsto dirigir “Apocalypse Now”, lo que finalmente no ocurrió, pero que mantuvo la premisa de la “capacidad de un grupo de personas para derrotar a un poderoso gigante sólo con la fuerza de sus ideas”. Señaló: “Así dio origen a Star Wars. Los vietnamitas se convirtieron en los rebeldes y los Estados Unidos en el Imperio. Star Wars es entonces la versión de George Lucas de Apocalypse Now”.

La inspiración directa para crear el emperador Palpatine fue Richard Nixon. Según cuenta “The Making of Star Wars: Return of the Jedi” de JW Rinzler, cuando se le preguntó a Lucas en 1981 si el Emperador Palpatine era un Jedi, respondió que en verdad era Nixon. “Se convirtió en un tipo imperial y fue realmente malvado”. En una entrevista de 2005 publicada en el “Chicago Tribune”, Lucas señaló que originalmente concibió “Star Wars” como una reacción a la lucha del Viet Cong y la Presidencia de Nixon: “Realmente se trataba de la Guerra de Vietnam”, aseveró. Y añadió que ese período le hizo reflexionar “sobre cómo las democracias se convierten en dictaduras”. En la película el emperador Palpatine es una caricatura del Presidente de los Estados Unidos quien, cegado por su ambición de poder, se convierte en un monstruo para la opinión pública.

La guerra de guerrillas emprendida por la Alianza Rebelde en contra del Imperio tenía un correlato en la realidad en la confrontación entre un imperio y una fuerza insurgente que se desarrollaba en Vietnam.

Lucas contó en 2004, para el relanzamiento de “El Retorno del Jedi”, que el combate rural de los vietnamitas fue además la inspiración para los peludos Ewoks que habitaban en el bosque y pudieron derrotar a un oponente muy superior pese a sus armas rudimentarias.

Más recientemente, George Lucas, en conversación con James Cameron en su serie “Story of Science Fiction” en 2018, explicó que la lucha de los guerrilleros del Vietcong en contra Estados Unidos fue su inspiración para “Star Wars”. En este sentido, Lucas comparó a los Estados Unidos con “el Imperio” y al Frente Nacional de Liberación de Vietnam con “La Resistencia”, que luchaba “contra el imperio más grande” en circunstancias que sólo eran “un montón de semillas de heno con sombreros de piel de cabra que no saben nada”. Destacó: “La ironía es que en ambos casos los pequeños ganaron (…) Ese era todo el punto”.

El creador indicó que los personajes del universo ficcional de “Star Wars” no fueron creados en base a inspiraciones surrealistas: «No es la ciencia, los extraterrestres o ese tipo de cosas en las que me enfoco”.

El Frente Nacional de Liberación de Vietnam del Sur fue también conocido como Việt Cộng, que era la denominación que comenzó a ser ocupada por los Estados Unidos y sus aliados (significa algo así como “traidor comunista”). Fue una organización política de izquierda y revolucionaria que formó las Fuerzas Armadas de Liberación Popular para luchar contra los Gobiernos de Estados Unidos y Vietnam del Sur en la Guerra de Vietnam. La organización se disolvió en 1976 cuando el norte y el sur de Vietnam se unificaron en forma oficial bajo un gobierno socialista. Una figura clave del conflicto fue el revolucionario Ho Chi Minh, quien fue el Presidente de la República Democrática de Vietnam, conocida como Vietnam del Norte, en buena parte del conflicto, hasta que falleció en 1969.

A pesar del enorme y sangriento despliegue de capacidades militares de Estados Unidos, la confrontación terminó en la más ominosa derrota de su historia de intervenciones externas.

Un comentario local: los sectores de la derecha y ultraderecha partidarios del “rechazo” en Chile, tendrían que abandonar su intento de identificarse con la “resistencia” de “Star Wars”. Y un dato adicional: al igual que en el caso de la película de George Lucas, la heroica lucha del pueblo vietnamita fue la base de inspiración para una creación de un artista de nuestra tierra: Víctor Jara y “El Derecho de Vivir en Paz”, que coincidentemente fue el himno de la revuelta social que se inició el 18 de octubre de 2019.

Que la fuerza nos acompañe.

Por Víctor Osorio. El autor es director ejecutivo de la Fundación Progresa.

Santiago, 25 de mayo 2020.

Crónica Digital.

Compartir