Carla Amtmann (RD): «Creo que tenemos que ser capaces de llegar a un gran acuerdo que sea suficiente para desplazar a la derecha»

Carla Amtmann

La docente y economista Carla Amtmann Fecci (RD), conversó con Crónica Digital y señaló cuáles son las directrices que se deben trazar en el mundo político de las diversas izquierdas y su visión como educadora en el marco de la crisis pandémica: “el gobierno ni siquiera ha abordado temas que son clave como el Simce y la PSU”.

Es profesora de historia, feminista según indica en su cuenta de Twitter, valdiviana y dirigente regional del Frente Amplio, Amtmann, también madre, en el presente contexto de crisis sanitaria indicó que: “Es importante tener certezas y eso es lo que ha faltado. Yo creo que quienes ejercen la docencia y quienes somos papás y mamás, hoy día estamos sumergidos en una situación de mucha incertidumbre que genera más problemáticas aún, de las propias que tienen las medidas que se deben tomar con una pandemia. Yo creo que estamos todos de acuerdo en que es necesario que estén suspendidas las clases, que hay que buscar mecanismos acorde tanto a las habilidades que hay que generar en los estudiantes, pero también en las condiciones emocionales y materiales de la familia, buscar condiciones para ayudar a los estudiantes lo más que se pueda en estos momentos”.

Prueba Simce

Ante sus dichos, hace énfasis en que “la brecha digital es enorme, hay algunos que tienen acceso a internet y dos o tres computadores en sus casas, hay una pieza tranquila para trabajar. Mientras que otros ni siquiera tienen el acceso a un teléfono con señal (…), todavía no tenemos por ejemplo algo que, yo creo que hubiese sido básico, la conformación de una mesa nacional para abordar los temas de educación (…) el gobierno ni siquiera ha abordado temas que son clave como el Simce y la PSU (…) Han faltado medidas claras, diálogo con las comunidades educativas y apoyo más contundente a nivel económico para poder cubrir medianamente esta brecha digital, económica y social que existe en nuestro país” indicó.

La pedagoga sugiere que, además de la escasa universalidad del alcance de internet y materiales para su acceso, también las tecnologías deben estar al servicio de la educación de los niños y adolescentes que viven el confinamiento producto de la pandemia: “Las crisis desnudan el absurdo del modelo neoliberal (…) que tenemos en nuestro país. Porque son cosas de sentido común ¿no? uno espera que en situaciones como ésta, en donde tenemos a todos los niños/as y adolescentes en sus hogares, el servicio de televisión se debiera poner a disposición de aquello (…) pero acá se necesitan implementar leyes que además terminan siendo un pequeño rasguño a la transformación real que necesitamos, que es efectivamente entender las telecomunicaciones, los medios de comunicación en general, también como herramientas educativas, herramientas informativas y no meras herramientas de publicidad y comercialización, que es lo que tenemos hasta ahora. Entonces esta crisis ha develado profundos absurdos, brutales absurdos, que tenemos en nuestra sociedad” dijo apuntando al trasfondo de la situación manifestada. 

La economista Amtmann se quiso concentrar en otras exigencias que emergen en medio de la crisis sanitaria, política y social que azota a Chile: “Hoy día necesitamos un control de precios, necesitamos un aumento del ingreso mínimo garantizado, si se van a salvar empresas, necesitamos que ese salvataje asegure control estatal, que estas inversiones no tengan empresas exentas de impuestos en el extranjero y suma y sigue. Hoy día si nos preguntan cuáles son las medidas más importantes para tomar en este periodo de crisis, lo más probable es que todas esas, no pasan por el parlamento, ni pasan por los municipios. Pasan por el presidente. Creo que hay que poner eso en contexto para entender que hay un límite en la acción parlamentaria”.

“Se requiere cambiar el modelo ¿qué se hace y qué se aporta? yo creo que el parlamento tiene cosas que aportar, sin duda, pero tiene también tiene sus límites. Somos un país absolutamente centralista y presidencialista. Yo me pongo en los zapatos de nuestras diputadas/os (…) y me imagino la frustración. Porque hay también muchas políticas que hoy día se requieren aplicar, que son las más urgentes, que no pasan por el parlamento porque requieren de aprobación presidencial” acusó. 

El carácter del Estado:

Ante las problemáticas evidenciadas, la valdiviana tiene una postura muy clara respecto del rol que debe cumplir el Estado, ya sea en contextos críticos como el actual y, también en general: “Creo en la concepción de un Estado profundamente descentralizado, que es interesante porque en general los modelos de izquierda del siglo XX tuvieron una concepción de un Estado protector pero centralista. Creo yo, en que la idea de descentralizar el Estado es también una idea de democratizar éste mismo (…) y que el fortalecimiento del Estado, uno que es garante, fuerte, que tiene incidencia en la economía, es también coherente con un Estado democrático».

Además sumó a sus dichos que, estima que es posible una administración «en donde efectivamente las comunidades toman decisiones en las instituciones, en donde tenemos mecanismos de incidencia permanente y, no es cosa de inventar la rueda, o sea, existen los referendos revocatorios, las iniciativas popular de ley, los plebiscitos vinculantes, los cogobiernos locales con organizaciones comunitarias y sociales, las personas electas en sus cargos y sus elementos en conjunto, también la descentralización del gasto, del ingreso…” dijo.

Imagen: gentileza de Radio Universidad de Chile

A lo que agregó aludiendo al plebiscito convocado para el 25 de octubre del presente año, que: “es complejo construirlo, sin duda, el proceso constituyente y una nueva constitución elegida y diseñada de manera democrática, nos va a permitir abrir las puertas hacia aquello, estoy segura también. Por eso nos parece relevante la labor también de, por ejemplo, los espacios locales, comunitarios, lo que se hace desde los municipios, que son cuestiones que hoy día nos permiten empezar a construir ese Estado que soñamos”. 

Continuando con la misma línea, Amtmann señaló que “Chile hoy día tiene la posibilidad política y social de poder construir un país mejor (…) en lo electoral, yo creo que nosotros tenemos que ser capaces de llegar a un gran acuerdo que sea capaz de desplazar a la derecha del gobierno y de los espacios más importantes de las capitales regionales y las gobernaciones (…) Creo que hay una posibilidad de generar una alianza férrea, estratégica, programática, con los partidos que efectivamente podemos empujar un programa de transformaciones profundo (…) y creo que no es contradictorio un frente antineoliberal, por decirlo en esos términos, con una unidad amplia en términos electorales”, finalizó.

Por Charlene Schipmann

Santiago de Chile, 29 de mayo 2020

Crónica Digital.