COVID–19: el Informe Johns Hopkins contra Venezuela que nunca ha existido

El pretendido informe de la Universidad Johns Hopkins y Human Rights Wacht (HRW) no existe. Se trata solo de un resumen de los repetidos reportes de la ONG de José Miguel Vivanco, que fue presentado en rueda de prensa virtual en la cual participó la médica Kathleen Page, quien dijo, “sin tener los datos a la mano”, que calcula en 30.000 las muertes en Venezuela por COVID–19, “y los venezolanos van a sufrir mucho”.

Todo lo anterior combinado con la intervención de Vivanco para decir que Nicolás Maduro es un dictador.

Kathleen Page es, en efecto, miembro del Centro de Salud Pública y Derechos Humanos de la Escuela Bloomberg de Salud Pública de Johns Hopkins, especie de fundación financiada por Michael Bloomberg, ex alcalde de New York y ex precandidato presidencial.

Pero no existe ningún informe de la Universidad, ni siquiera del centro al cual pertenece. En la página web del centro solo se encuentra la invitación a la rueda de prensa donde ella participaría.

La única información sobre Venezuela y el COVID–19 por parte de la Universidad Johns Hopkins, que se conoce, son las estadísticas que arroja en tiempo real sobre todos los países, donde se reporta la misma información que ofrece el Estado venezolano.

Page, como ella misma comenta en la rueda de prensa, viene trabajando desde hace más de un año con HRW. Es la misma doctora que se presentó en el Consejo de Seguridad de la ONU el pasado 10 abril para pedir que se declare una emergencia sanitaria en Venezuela, siempre de la mano de Vivanco. Y también escribe artículos a cuatro manos con Tamara Taraciuk, la persona que Vivanco ocupa para atender lo relacionado con Venezuela. Ya para el 25 de marzo, escribían un artículo para “La Tercera” de Chile criticando al Gobierno venezolano en su actuar frente al coronavirus.

Se agrega que la cuenta en Twitter de Page, @DrKathleenPage1, solo tiene seis tuits en su historia, y de ellos cinco son dedicados contra el Gobierno de Venezuela.

Con esos antecedentes fue que Vivanco y Page llegaron a la rueda de prensa hace tres días para hablar sobre Venezuela. Page dijo basar su apreciación en sondeos hechos en hospitales de Venezuela y conversaciones telefónicas con médicos donde destacaba el problema de la falta de agua. Casi al final de la rueda de prensa es cuando lanza la cifra de las 30.000 muertes, “siendo conservadores”, dice ella. Ese dato fue reportado por la agencia de noticias France Press, entre otros, y de allí a decenas de medios, como por ejemplo la revista colombiana Semana, basado en el cable de AFP: Venezuela miente sobre cifra de muertes por COVID–19, dicen HRW y Johns Hopkins.

Page resultó tan temeraria que, aunque no se crea, el reporte de HRW que presentaron no incluye el cálculo de 30.000 muertes, aun cuando apuntan que “la cifra real es seguramente mucho mayor debido a la escasa disponibilidad de pruebas confiables”.

El data-fake, aunque se publicó en muchos medios, especialmente en América, fue muy poco divulgado entre los medios opositores venezolanos.

Con información de Últimas Noticias de Venezuela.

Caracas, 2 de junio 2020.

Crónica Digital.

Compartir