Esposa de Piñera en Chile: ‘estamos absolutamente sobrepasados’

0
Por Marcel Garcés (especial para Prensa Latina)*

Un audio privado que la esposa del presidente de Chile, Cecilia Morel envió a un grupo de amigas y donde reconoce que ‘estamos absolutamente sobrepasados’, refleja un estado de ánimo claramente pesimista y casi angustiado generalizado en el más alto nivel gubernamental sobre la situación del país.

 

Tras el estallido el viernes 18 del presente mes de octubre de una protesta nacional contra la política y social del gobierno derechista de Sebastián Piñera, la administración aparece francamente rebalsada por una acción popular masiva de malestar ciudadano que abarca todo el país.

Este martes 22 se cumplieron cinco días de crecientes manifestaciones multitudinarias que han abarcado la larga geografía del país, desde Arica a Punta Arenas, con decenas de miles de personas golpeando cacerolas y otros elementos de cocina, tradicional expresión de protesta chilena desde tiempos de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

El estallido de exasperación social de una magnitud inédita en el país, pilló de sorpresa al Gobierno en momentos en que preparaba una puesta de escena rutilante como anfitrión de dos próximos eventos internacionales de magnitud global: la Cumbre de Líderes de APEC Chile 2019, en noviembre y la Cumbre de Naciones Unidas sobre Cambio climático, COP 25, de diciembre.

Claramente el estallido del malestar ciudadano y el desafío al orden público que ha implicado la eclosión social ponen un signo de incertidumbre a un desarrollo normal de ambos eventos, teniendo en cuenta además la oposición ciudadana a la cita de APEC y la critica a la política medioambiental al gobierno y a la derecha empresarial .

Pero lo que puso en evidencia la esposa del mandatario Cecilia Morel, quien ha jugado un rol mediático y propagandístico oficialista, es un estado de confusión, desconcierto y pesimismo al máximo nivel, en la propia familia presidencial.

Ella señaló en su menaje a sus amigas: ‘Estamos absolutamente sobrepasados, es como una invasión alienígena, no sé como se dice, y no tenemos las herramientas para combatirla. Por favor, mantengamos nosotros la calma, llamemos a la gente de buena voluntad, aprovechemos de racionar las comidas y vamos a tener que disminuir nuestros privilegios y compartir con los demás’.

Periodismo en buseta@relicheandres

Cecilia Morel, «primera dama» de Chile, tilda a las manifestaciones masivas como «una invasión alienígena*. En un AUDIO filtrado en WhatsApp alarmada dice: «vamos a tener que disminuir nuestros privilegios».

Embedded video

440 people are talking about this

La sorpresa del gobierno ante estallido social e incuso la reacción apresurada de decretar el Estado de Emergencia, el primero después de la dictadura de Augustoi Pinochet (1973-1990) y la entrega del control del orden públicos ( el estado de excepción constitucional se ha extendido por toda la geografía del paìs) a mandos militares, constata la incompetencia de los equipos asesores del gobierno, su unidades de inteligencia y del propio Jefe de Estado, que no fueron capaces de prever ni el estado de ánimo real de los ciudadanos ni la magnitud que iba alcanzar su exasperación.

Como es natural las acusaciones de un complot de vándalos, delincuentes, violentistas, no puede ser suficiente para explicar la masividad de las manifestaciones en Arica, Antofagasta, Valparaíso, Rancagua, Curicó, Chillán, Concepción, Temuco, Puerto Montt, Punta Arenas, en la Plaza Baqued

Acostumbrado el mandatario chileno a maniobrar, a dividir para reinar, culminó este martes 22 de octubre una reunión con presidentes de partidos de gobierno y tres partidos de oposición como preámbulo a la presentación de una ‘agenda social’, bautizada con el titulo mediático de Gran Acuerdo Nacional, pero del cual se excluyó al Partido Socialista, Partido Comunista y el emergente e influyente Frente Amplio.

En un mensaje al país, tras la cita, Piñera pidió perdón por los errores cometidos, entre otros la afirmación de ‘estar en guerra’ contra sus opositores, hizo anuncios de iniciativas que deberían ser discutidas y aprobadas por el Parlamento -con lo que endosa al legislativo la responsabilidad de su materialización- e insistió en sus invocaciones conocidas como que ‘la unidad es el camino’.

Algunos analistas locales quisieron ver en su comparecencia un alejamiento de su habitual arrogancia y altanería, además de su habitual manejo retórico, una especie de señal o gesto de ‘humildad’ y reconocimiento innegable de la derrota política sufrido ante la calle movilizada.

Pero lo evidente, y lo confirma la experiencia, es que hará falta tiempo, para confirmar si los anuncios se traducirán en hechos concretos, o fue una maniobra de distracción para ganar tiempo, reordenar sus fuerzas y mantener su rumbo original.

Y eso significará que Chile y las fuerzas sociales que mostraron su potencial político y su convocatoria social, seguirán en alerta, en ‘modo protesta’.

Santiago de Chile, 23 octubre 2019
Crónica Digital /PL

*Destacado escritor y periodista chileno, director de Crónica Digital, ex corresponsal de Notimex.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.