Personalidades de Chile apoyan impuesto a los más ricos

Más de 150 personalidades de los más amplios sectores firmaron una carta dirigida al presidente chileno, Sebastián Piñera, para que defina su posición sobre la aprobación de un impuesto a los más ricos del país.

La misiva está suscrita, entre otros, por los presidentes del Partido Comunista, Guillermo Teillier, Fuad Chaín, de la democracia Cristiana y Catalina Pérez, de Revolución democrática, así como diputados, senadores, intelectuales, alcaldes y dirigentes sindicales y de organizaciones sociales.

El texto señala que las recientes cifras que ubican el desempleo en más del 15 por ciento reflejan que miles de personas no tienen cómo asegurar su subsistencia «y si se llegan a contagiar, deben salir igual a buscar el sustento» por lo que de nada sirve llamarlas a la disciplina ni culparlas de su situación.

Considera que existe una urgencia palpable que se agudiza por día, las cajas de comida que está entregando el gobierno no son suficientes y no llegan a tiempo, mientras que el Parlamento está disponible para darle la máxima urgencia a un impuesto de este tipo, que cuenta con el apoyo del mundo social y la cultura, académicos, sindicatos y partidos entre otros sectores.

Añade la carta que un gravamen a los más ricos «aportaría importantes recursos que serían de mucha utilidad para millones de chilenos que requieren con urgencia una renta básica de emergencia que esté por sobre la línea de la pobreza».

Asimismo los firmantes consideran «de suma relevancia» que el presidente y su ejecutivo se pronuncien sobre esta propuesta.

El proyecto de acuerdo que solicita al presidente la creación de un impuesto a la riqueza propone fijar un impuesto de 2,5 por ciento a patrimonios superiores a los 10 millones de dólares y fue impulsado por la bancada de diputados del Partido Comunista.

La pasada semana fue aprobado en la Cámara baja por 85 votos a favor, 19 en contra y 40 abstenciones, incluyendo a varios diputados de los partidos oficialistas, aunque debe seguir su tramitación en el Senado.

Sin embargo la víspera diputados de oposición fueron más allá e ingresaron en la Cámara un proyecto de reforma constitucional que crea ese impuesto del 2,5 por ciento por una sola vez y que permitiría crear una renta básica de emergencia por seis meses con el dinero recaudado, que sobrepasaría los seis mil millones de dólares.

Santiago de Chile, 3 de junio 2020
Crónica Digital/PL

Compartir