PROYECTO MUSICAL SOBRE PRISIONEROS POLÍTICOS CHILENOS LLEGA AL MUSEO BRITÁNICO

0

Cantos Cautivos,  trabajo realizado por la investigadora chilena Katia Chornik en colaboración con el Museo de la Memoria y los DDHH, tiene el objetivo de  conservar y promover el repertorio de canciones que se escribieron, cantaron y escucharon en recintos de detención política y tortura en Chile entre 1973 y 1990. Parte del trabajo ahora será exhibido en una nueva exposición del Museo Británico de Londres.

 

A los prisioneros políticos la música les ayudaba a mantener un sentido de normalidad, era un medio para preservar la dignidad y esperanza, distraerse y comunicarse con otros reclusos y el mundo exterior. Por ello, el Museo Británico quiso incluir parte de las piezas musicales que forman parte de Cantos Cautivos en la muestra Me opongo, la búsqueda de la disidencia, de Ian Hislop, editor que propone  investigar lo que dicen los oprimidos, los olvidados y los manifestantes.

En su búsqueda Hislop escogió cuidadosamente una gama de objetos intrigantes que exploran la idea de la disidencia, la subversión y la sátira. Es por ello que las piezas  que se exhiben en la exposición van desde grafitis en un ladrillo babilónico a un billete de banco con palabras ocultas y groseras, desde satíricas marionetas turcas hasta un sombrero recientemente adquirido en una marcha de mujeres.

Entre los objetos escogidos se encuentran algunas piezas musicales disponible en el sitio web de Cantos Cautivos (www.cantoscautivos.org), proyecto que compila música y testimonios sobre experiencias musicales en recintos de detención política en Chile durante la dictadura, 1973-1990. La canción que será parte de la muestra corresponde a “Doctorcitos”, tema del grupo Los de Chacabuco, que en el norte de Chile actúa como referencia satírica a los abogados y, por extensión, a los funcionarios de gobierno, siendo interpretada principalmente en carnavales.

Tom Huckenhull, curador de la exposición, se refirió a la inclusión de esta pieza musical, y señaló que “eI objetivo  es una muestra  que celebra la capacidad humana para hacer frente a la opresión, la persecución y las circunstancias que están fuera de nuestro control. Muchos de los objetos se refieren a actos de desobediencia creativa, en los que el creador ha encontrado la capacidad de reírse ante la autoridad, incluso desde los lugares más oscuros de todo el mundo. Esto incluye monedas aparentemente desfiguradas por un prisionero político del régimen de Pinochet en Chile. Por lo tanto, cuando surgió la oportunidad de tener cabinas de sonido en la exposición, elegimos incluir la melodía subversiva Doctorcitos, interpretada por sobrevivientes del campo de concentración de Chacabuco”.

Este destacado proyecto estará en exhibición desde hoy 06 de septiembre hasta el 20 de enero de 2019 en el Museo Británico.

Santiago de Chile, 6 de septiembre 2018
Crónica Digital

Compartir en ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestPrint this page
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.