Alberto Fernández por una deuda sostenible sin postergar a Argentina

0
El presidente Alberto Fernández abogó hoy por una deuda sostenible que pueda pagarse sin posponer la necesidad de millones de argentinos.

 

El mandatario encabezó junto a la vicepresidenta, Cristina Fernández, y los 24 gobernadores del país, una reunión en la cual el Ejecutivo presentó la propuesta que el país llevará mañana para una renegociación de la deuda externa.

‘Una deuda sostenible es una deuda que no postergue a Argentina’, resaltó el jefe de Estado tras añadir que este viernes será un día definitorio, los mercados va a saber lo que la nación puede pagar y puede cumplir.

Al intervenir en la jornada, Fernández enfatizó que este país ‘no aprovechó la coyuntura mundial para dilatar la solución al problema’ de su endeudamiento y destacó que la propuesta es ‘un paso muy importante que tiene que ver con cómo queremos construir la Argentina del futuro, tal vez esta sea la oportunidad para comenzar a construir otro país más justo, solidario y realmente más federal’.

De forma detallada, el ministro de Economía, Martín Guzmán, explicó a los gobernadores que Argentina no puede pagar nada no solo hoy sino por varios años, y que hay consenso de que tiene que haber una reducción fuerte de la carga de deuda.

Hemos dialogado con países del G7 y el G20 y cosechamos apoyos internacionales, vino el nuevo coronavirus Covid-19 y afectó las cuestiones logísticas, hubo que cambiar las forma de negociaciones pero seguimos con el proceso, dijo.

La realidad, sostuvo, es que aun no se ha llegado a un entendimiento entre Argentina y los bonistas sobre que es sostenible. Los acreedores dicen que debe haber más ajuste fiscal y rápido pero la realidad es que eso destruiría el futuro y las oportunidades de millones de argentinos, sería un problema para todo y es algo que no vamos permitir.

Guzmán señaló que la oferta que Argentina presentara mañana se propone cambiar la estructura de bonos por otra estructura que implique un período de gracia de tres años, y el país empezaría a pagar recién en 2023 una tasa de interés de 0,5 por ciento.

El titular subrayó que el límite en la negociación será la propuesta de Argentina, para la que los acreedores tendrán 20 días para responder.

Hemos tratado de entender la preferencia de los acreedores, esta propuesta conlleva una mayor reducción de intereses que de capital. En concreto será una reducción de capital tres mil 600 millones de dólares que equivale a una quita del 5,4 por ciento y una reducción de pago de intereses de 37 mil 900 millones de dólares que equivale a una quita de interés del 62 por ciento.

A su vez puntualizó que se continuará trabajando con ‘el Fondo Monetario Internacional de forma constructiva, como viene ocurriendo, para tener un nuevo programa que implique que Argentina no tenga que hacer ningún desembolso de pago de capital adeudado en los próximos tres años’.

Buenos Aires, 17 de abril 2020
Crónica Digital/PL

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.