CINCO MUJERES VÍCTIMAS DE TRATA PROVOCA ACCIÓN DEL SERNAM

El caso de cinco mujeres inmigrantes víctimas de Trata de Personas con fines de Explotación Sexual, produjo la preocupación y acción del Servicio Nacional de la Mujer (SERNAM) en la Región de Arica y Parinacota.

Se trata de cuatro mujeres de nacionalidad peruana y una colombiana que, de acuerdo a informaciones de prensa, ingresaron al país con la finalidad de insertarlas en negocios sexuales ilegales, tipificándose el caso como Trata de Personas, fenómeno que se extienden por todo el mundo.

Frente al suceso, el SERNAM, a través de su Unidad de Violencia Contra la Mujer y de su Dirección Regional, inició acciones inmediatas de coordinación para ofrecer orientación y apoyo a las mujeres vulneradas por el delito señalado.

Hay que señalar que en Chile existe una Mesa Intersectorial de Trata de Personas, que ha logrado aunar los esfuerzos de instituciones públicas y organizaciones de la sociedad civil en la elaboración de una Plan de Acción, que supone un gran desafío al sensibilizar y apoyar de menor manera y como Estado chileno a aquellas personas que son o pueden ser víctimas de este delito.

Frente al hecho, la Ministra del SERNAM, Claudia Pascual, indicó que “el caso ocurrido en la Región de Arica y Parinacota da cuenta de que la Trata de mujeres con fines de explotación sexual, es una realidad que se va presentando en Chile como en otros países y que es necesario atajar con eficacia y prontitud”.

Agregó que “el problema de Trata de Personas, sobre todo en el ámbito de vulneración de derechos y de discriminación de mujeres, especialmente inmigrantes, es un tema del cual estará permanentemente preocupado el SERNAM, tanto en prevención como acciones cuando esos hechos se produzcan”.

Para el SERNAM es clave que en esos casos haya un tratamiento de víctimas hacia esas mujeres, sin que se superponga el que exista voluntariedad o la inexistencia de condiciones de fuerza, abuso de poder o engaño. En esto también se hace presente la necesidad de toma de conciencia al interior de toda la sociedad.

La noticia aparecida en los medios de comunicación preocupa y conmina a seguir trabajando en mejorar los esfuerzos de detección y protección de todas las mujeres vulneradas. Los delincuentes, que son aquellos que facilitan y/o promueven la entrada de personas para que ejerzan la prostitución en Chile, son quienes deben ser perseguidos penalmente, y las mujeres que ingresaron a nuestro país para ejercer el comercio sexual, tienen el derecho de ser acogidas y restituidas en sus derechos vulnerados.-

Santiago de Chile, 12 de junio 2014
Crónica Digital

Compañero, tu opinión es importante, deja un comentario