OFENSIVA SIN CUARTEL DE LA DERECHA NO ES UNA NOVEDAD

Decir que la Derecha chilena- económica, política, mediática,  y la parapetada en los llamados  poderes fácticos se dispone a una ofensiva sin cuartel contra el gobierno de la presidenta Michelle Bachelet y la Nueva Mayoría no es una novedad ni puede constituir una sorpresa.

La guerra  total ha sido permanente y fue declarada ya antes de que asumiera su segundo mandato la mandataria, el 11 de marzo de 2014 y que su nombre fue inscrito como la candidata de la Nueva Mayoría, en 2013, y los chilenos apoyaran su programa de reformas profundas en la institucionalidad y modelo económico heredado de la criminal dictadura militar derechista del general Augusto Pinochet.
Pero hoy, en un año político electoral determinante y cuando los comicios municipales del 23 de octubre pueden marcar el camino de la futura contienda presidencial y parlamentaria del 19 de noviembre de 2017, la disyuntiva  aparece como decisiva.
Y la derecha, con altanería tanto como impudicia  y descaro no oculta su estrategia y sus mensajes, más allá del lavado de imagen, y de una “renovación” más proclamada que real, que ni siquiera llega al cambio de los apellidos de los “coroneles” fundadores, por cuenta de Pinochet, de la UDI, o de los Jarpa o Cardemiles de RN, directos subordinados del dictador en su gabinete ministerial, por cuenta de la derecha económica y política.
Juan Antonio Coloma, nuevo jefe de bancada de los parlamentarios de la UDI, llama a instalar “una oposición clara y dura” y va en los elecciones municipales, el inicio de “un cambio de mano” para el país.
“Chile Vamos (la marca con que ahora busca venderse electoralmente la Derecha) debe actuar en forma clara y dura para demostrar que éste es un mal gobierno”, agrega el joven vástago de una de las más conservadoras familias oligárquicas chilenas, repitiendo el slogan electoral que estará en uso en la campaña electoral en marcha.
Germán Becker, de Renovación Nacional, también debutante jefe de bancada se alinea y anuncia “una oposición más dura”,  siguiendo la orientación que su presidente, Cristián Monckeberg, ya había definido en julio del año pasado, cuando instó a la oposición de derecha a “no darle respiro al gobierno”.
“El Mercurio”, reconocido centro de pensamiento y elaboración de estrategias políticas para la Derecha económica y política, colabora este 13 de febrero entregando  editorialmente sus slogans o ideas fuerza  sobre “la mediocridad de la economía chilena”, el desaliento de la economía chilena”, el “pesimismo de los consumidores”, el “deterioro de las cuentas fiscales”, de que, a pesar de las cifras que hablan del término de la caída de las inversiones, “no se puede plantear una sólida recuperación”, y de que, en fin,  lo que se plantea es un “necesario cambio de rumbo”, de que “la realidad del país no deja espacio a buenas intenciones ni mensajes optimistas sin acciones”, y que “es tiempo de terminar con el laboratorio”.
Como se ve, abunda el revanchismo, el  desprecio por los derechos y la institucionalidad democrática en los conciliábulos derechistas, sin cejar en el empeño de frustrar las reformas democráticas avanzadas por el Gobierno de Michelle Bachelet.
La estrategia y táctica de hoy de la Derecha es la ofensiva en toda la línea, el ataque sin cuarcronitel, la agresión constante.
Lo que buscan en mantener entretenido al gobierno, a los ministros, en dar respuesta a cada injuria, cada calumnia, en adoptar una actitud de atrincheramiento o forzarlo mediante el chantaje político o la presión sicológica a amedrentarse o inhibirse de ejercer su rol, y hasta su deber de gobernar y sobre todo de seguir con su programa de gobierno y las promesas de reformas que profundizan y refuerzan el sistema democrático que la historia ha puesto ante el país.
La ciudadanía espera que tras el ritual mediático de fines de febrero- el fin del periódico de vacaciones o la fiesta comercial y artística del Festival de Viña, con sus escandalillos truculentos y la criolla farándula de alfombra roja y piscinazos de  “Reinas” semidesnudas, el gobierno, la Presidenta, sus ministros, los partidos políticos, las organizaciones sociales, los ciudadanos, asuman el timón del país político y social, y enrumben con mano firme hacia el cumplimiento de las tareas pendientes.

Por Marcel Garcés Muñoz
Director de Crónica Digital

Santiago de Chile, 24 de febrero 2016
Crónica Digital

1 Comentario

  1. Sr. Director, cual es la novedad en la actitud fascitoide de la derecha???? Mentiras,Injurias, Calumnias, Agresiones y un largo Etc….. Tal vez lo novedoso seria una respuesta agresiva y contundente de parte de nuestro gobierno, qué de una buena vez los ponga al descubierto de todas las acciones criminales en las que han participado, todos los arreglos economicos que solo benefician a ellos, actos comunicacionales difundidos por sus medios que solo pretenden derrbar al gobierno…. en fin .La historia vueve a repetirse… ya es tiempo de hacer un cambio de estrategia para enfrentar a esta derecha fascista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here