Inicio Orbe Polémico Acuerdo del Siglo podría avivar llama de cruento conflicto

Polémico Acuerdo del Siglo podría avivar llama de cruento conflicto

0
Por Adalys Pilar Mireles

La promulgación del polémico Acuerdo del Siglo elaborado por Estados Unidos, lejos de propiciar un alivio a los palestinos, podría reavivar la llama del encarnizado conflicto con Israel que a juzgar por las primeras reacciones buscará aplicarlo sin dilación.

 

El documento que según el presidente norteamericano, Donald Trump, fue diseñado durante años, discrepa de la solución de dos estados con las fronteras anteriores a 1967 avalada por la Organización de Naciones Unidas (ONU) como única salida viable si para resolver la confrontación, lo que constituiría un aporte significativo a favor de la paz en Oriente Medio.

Luego de descalificar el proyecto que tildó de conspiración inaceptable, el presidente palestino, Mahmoud Abbas, aseguró que la estrategia ahora será continuar la lucha hasta poner fin a la ocupación israelí y conseguir el establecimiento de un territorio soberano con su capital en Jerusalén oriental.

En su opinión el ‘golpe del siglo’, como lo llamó, será devuelto en el futuro.

La organización Hamas, radicada en la casi inhabitable franja de Gaza, repudió igualmente dicho texto sobre el que no fueron consultados, denunció.

Resulta absurdo y agresivo, manifestó uno de sus altos jefes luego de que Trump diera a conocer el plan que contempla entre sus requerimientos el desarme de ese grupo -enfrentado a las fuerzas de Tel Aviv- y la desmilitarización de la franja con costas en el Mediterráneo, blanco de seguidos bombardeos.

Terceros países finalmente deben adoptar medidas decisivas con el objetivo de garantizar la justicia internacional y la rendición de cuentas, imponiendo incluso sanciones a Israel hasta que cumpla con sus obligaciones, pidieron organizaciones de derechos humanos con sede en esta ciudad.

Poco después de la divulgación de la iniciativa, el Secretario General de la ONU, António Guterres, afirmó que esa organización sigue comprometida en apoyar a las partes para resolver el diferendo sobre la base de los acuerdos bilaterales y la realización de la visión de dos Estados dentro de las líneas divisorias anteriores a 1967.

De ejecutarse el plan de Washington, se duplicará con creces el territorio palestino, prometió Trump, un área que resulta difícil de identificar en los mapas mostrados hasta el momento.

Tal programa congela durante cuatro años la construcción de nuevos asentamientos (por colonos israelíes) pero descarta el desmantelamiento de los existentes, pide el reconocimiento de Jerusalén como capital indivisible de Israel y deja el cotizado valle del Jordán bajo el control de Tel Aviv, aspectos que complican el visto bueno de Abbas.

Palestina no está en venta, insistió el dirigente en referencia a los 50 mil millones de dólares prometidos a modo de inversiones para fomentar la prosperidad en la franja de Gaza y las porciones asignadas dentro de Cisjordania.

Repudiado por Turquía, el plan que desde la perspectiva de Ankara nace muerto, es visto como una oportunidad para reactivar el diálogo y las negociaciones por países como Egipto.

Todos los árabes y nosotros estamos con ustedes, se debe trabajar por el establecimiento de una paz justa y completa, comentó el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammad Bin Salman.

Y aunque otros que hablan el mismo idioma adelantaron ya sus criterios, la próxima reunión de la Liga Árabe solicitada con carácter urgente por los palestinos podría esclarecer cada una de las posiciones.

De momento y a la espera de lo que sigue, las noticias no son muy diferentes a las de días anteriores: fuerzas israelíes detuvieron a 11 palestinos en un sector de Cisjordania, reseñó este miércoles la agencia Wafa.

Si bien la propuesta fraguada en Estados Unidos no satisface históricas demandas palestinas como la de tener un estado independiente, la expulsión de los israelíes de los territorios usurpados o el retorno a su patria de los refugiados tampoco fue suficiente para dar un giro al proceso contra el primer ministro Benjamin Netanyahu, acusado de fraude y otros delitos en la antesala de las elecciones.

Por otro lado no consiguió eclipsar la repercusión mediática del juicio político en marcha contra Trump.

De alguna manera, el Acuerdo del Siglo responde más a los problemas de ambos mandatarios y aliados con la justicia que a la búsqueda de la paz, en este conflicto que ha dejado millares de muertos y millones de desplazados, sugieren analistas.

El Cairo, 29 enero 2020
Crónica Digital/PL

No hay comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.