PROTESTAS Y DESCONFIANZA MATIZAN LA VISITA DE PIÑERA A ALEMANIA

1

Por Harald Neuber

El presidente chileno, Sebastián Piñera, habló en el marco de su visita a Alemania con la canciller federal Angela Merkel, sobre nuevas posibilidades para recuperar la memoria de las víctimas de la exsecta germana Colonia Dignidad.

El mandatario conservador dijo después de la reunión de Merkel en una rueda de prensa en la Cancillería Federal que ambos gobiernos condenan las violaciones de derechos humanos cometidos por ese grupo que operó en el sur del país.

Aparentemente, ambos gobiernos tienen previsto la apertura de un centro de documentación y un lugar conmemorativo para las víctimas de la Colonia Dignidad.

En la noche de hoy (hora local), los miembros de una Comisión para la realización de un concepto de ayuda para las víctimas de la Colonia Dignidad se reunieron por primera vez en las instalaciones del Bundestag, la cámara baja del parlamento alemán.

El experto para derechos humanos de la bancada democristiana en el parlamento alemán, Michael Brandt, destacó que se necesita más ayuda concreta para las víctimas, aparte de la recuperación de la memoria histórica y la persecución penal de los autores de crímenes cometidos.

No obstante, activistas chilenos y alemanes criticaron la estancia del presidente chileno en Alemania.

Un grupo de opositores al Gobierno de Piñera se reunió al mediodía del miércoles al frente de la Cancillería Federal en Berlín. Los manifestantes criticaron que Merkel recibiera a Piñera con honores militares.

“Esto no lo podemos aceptar y por ello hacemos un llamamiento a una acción de protesta”, dijo la convocatoria que pidió a los activistas “traer pancartas contra la política del Gobierno chileno” y banderas de la nación sudamericana.

En relación con una interpelación introducida por la bancada del Partido de la Izquierda (Die Linke), el Gobierno de Merkel subrayó antes de la visita de Piñera que existe un intercambio permanente con Chile sobre todas las cuestiones que se refieren al esclarecimiento de los crímenes de la Colonia Dignidad.

El coordinador general de la bancada de Die Linke en el parlamento, Jan Korte, dijo que las palabras de la administración de Merkel tienen que ser acompañadas por hechos concretos.

La Colonia Dignidad se instaló en Chile en 1961 en un predio de unas 16 mil hectáreas y llegó a funcionar como centro de prisión, tortura y desaparición de opositores a la dictadura cívico-militar de Pinochet.

Berlín, 11 octubre 2018
Crónica Digital /PL

Compartir en ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestPrint this page
Compartir

1 Comentario

  1. Hay ministros y personal que trabaja con Piñera que fueron defensores de colonia dignidad y , cuéntame al oído, desde cuando el ladrón Piñera que dice votó por el no (imposible comprobarlo)se ha transformado en un seguidor de DDHH cuando “a gritos” se le escucha siendo senador , defender al sanguinario Pinochet en Londres?Las dos caras del escapulario de este crápula tienen la cruz gamada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.