CHILE, ENTRE PINOCHET Y VIOLADORES DE DERECHOS HUMANOS

0
Por Fausto Triana

Los capítulos relacionados con la dictadura de Augusto Pinochet son recurrentes en Chile, muchas veces para recordar a las víctimas de la Junta Militar, y otras para venerar a los violadores de los derechos humanos.

 

A punto de cumplirse 20 años (este martes) del arresto de Pinochet en Londres el 16 de octubre de 1998, los coletazos de los seguidores de la dictadura se repiten en Chile, como el homenaje a exoficiales la víspera en una de las sedes el Ejército.

El hecho ocurrió en la Escuela Militar de esta capital, cuyo director aceptó acoger el acto en el que se rindió tributo, entre otros, a Miguel Krassnoff, quien cumple penas de más de 600 años de cárcel por crímenes de lesa humanidad.

Krassnoff fue una de las principales figuras de la tenebrosa policía secreta de la DINA, y recibió condenas por torturas, desapariciones y asesinatos de numerosas personas durante la dictadura (1973-1990).

El acto fue difundido en un video de CNN Chile y lo encabezó el hijo de Krassnof, quien hizo una loa a su padre y a otros exoficiales. Nada extraño en un país donde algunos parlamentarios y políticos no esconden su admiración por Pinochet.

De todas formas, la reciente conmemoración del 30 aniversario del NO en el plebiscito de 1988 demostró que por inmensa mayoría, los chilenos ponderan los valores de la democracia y repudian lo ocurrido en el pasado.

Pinochet supo en la la noche del 16 de octubre de 1998 que estaba detenido, cuando agentes de la Policía británica le comunicaron la decisión en la London Clinic, donde estaba internado tras someterse a una operación de hernia discal lumbar.

El juez español Baltasar Garzón fue el encargado de dictar la orden para privarlo de libertad como consecuencia de la investigación sobre los crímenes a ciudadanos españoles durante su régimen.

Tenía entonces 82 años y tras dejar la comandancia en jefe del Ejército, asumió como senador vitalicio. Estuvo 16 meses bajo condición de prisión domiciliaria y fue liberado por el entonces ministro del Interior británico, Jack Straw.

La supuesta fragilidad de salud de Pinochet y presiones desde Chile, donde todavía la democracia no estaba consolidada, permitieron su puesta en libertad.

A inicios de este mes, la jueza chilena Carolina Ramírez acogió una solicitud para congelar bienes multimillonarios de Augusto Pinochet.

Ramírez, del séptimo juzgado civil de Santiago de Chile, dio curso a la petición del Consejo de Defensa del Estado (CDE) de congelar bienes mal habidos a su familia por un monto aproximado de 16,24 millones de dólares.

El CDE espera de esta forma mantener inmovilizados bienes y depósitos bancarios no incluidos en un fallo del pasado 24 de agosto de la Corte Suprema, que en un dictamen de menor amplitud ordenó el decomiso de bienes por 1,62 millones de dólares.

A partir del fallo, quedan directamente afectados 16 herederos del dictador, que dejó a Chile con tres mil 200 asesinatos, unos mil 300 detenidos desaparecidos y más de 33 mil personas torturadas.

Las personas a quienes impacta la medida son su viuda, Lucía Hiriart, quien está involucrada en un caso de malversación millonaria de fondos y uso con fines de lucro de bienes del estado cuando dirigía la Fundación Cema-Chile.

Asimismo, sus hijos, Augusto, Lucía, Jacqueline, María Verónica y Marco Antonio, a 12 nietos y cinco bisnietos.

Santiago de Chile, 15 octubre 2018
Crónica Digital /PL

Compartir en ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestPrint this page
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.