Histórico: el Estado alemán se transforma en principal accionista de la aerolínea Lufthansa

La compañía aérea Lufthansa y el Gobierno de Alemania concordaron un plan de salvación de 9.000 millones de euros que convertirá al Estado en el principal accionista del grupo con el 20% del capital.

El gobierno aprobó el plan a través del fondo de estabilidad económica del gobierno federal (WSF), creado para contener los impactos de la pandemia de la COVID–19, que han provocado que la compañía, así como el conjunto del sector del transporte aéreo, enfrente una crisis sin precedentes.

El Estado adquirirá el 20% del grupo por 300 millones de euros, 2,56 euros por acción, un precio muy inferior al del mercado, que le garantizará su presencia en la compañía como accionista principal. También inyectará 4.700 millones de euros de fondos. Quedan otros 1.000 millones de fondos, con los que el Estado puede aumentar su participación hasta el 25% y una acción, lo que significa una minoría de bloqueo según el derecho alemán.

El Estado obtiene igualmente dos asientos en el consejo de vigilancia de Lufthansa, pero renuncia a su derecho de voto en las asambleas generales “salvo en el caso de oferta de compra”.

A todo ello, se suma un crédito de 3.000 millones de euros por el grupo, que no podrá pagar dividendos a sus accionistas.

Berlín, 28 de mayo 2020.

Crónica Digital.

Compartir