PESE A PROHIBICIÓN DEL GOBIERNO, CONES LLAMA A MARCHAR MAÑANA POR LA ALAMEDA

0

Las y los estudiantes secundarios de Chile, convocantes de la marcha de mañana 9 de mayo llamada “Pingüinazo”, ante la determinación de la Intendencia Metropolitana por impedir la realización de esta frente al poder político del país, declaramos lo siguiente:

– La educación pública vive la crisis más profunda de toda su historia; su matrícula no
sobrepasa el 34%, es administrada segregadamente por municipios y no cuenta con
recursos suficientes debido al actual sistema de financiamiento que entrega dineros a los
colegios según la asistencia de estudiantes, lo cual ha generado deterioros significativos a
la infraestructura de nuestras escuelas y liceos, junto a la ausencia del material
pedagógico necesario para nuestro aprendizaje. Así mismo, vemos como nuestras mallas
curriculares se han vaciado, destacando en ello la falta de educación sexual que eduque a
la juventud para prevenir y desterrar la violencia contra las mujeres.

– En función de lo anterior nuestras demandas han sido públicas, claras y entregadas
directamente al Gobierno. En ellas destaca la necesidad de incorporar la educación sexual
obligatoria en todos los niveles, no sexista y con enfoque de género, un Plan de Rescate
de la Educación Pública mediante el ingreso de recursos frescos y un nuevo sistema de
financiamiento, además de un sistema de acceso a la educación superior que no nos
segregue por nuestra cuna.

– El pasado 23 de abril solicitamos de manera formal a la Intendencia Metropolitana la
autorización de la movilización de mañana miércoles 9 de mayo, la cual como trazado
contempla su inicio a las 10:00hrs desde Plaza de los Héroes hasta Plaza Italia. De
inmediato la posición de la Intendenta Karla Rubilar fue cuestionar públicamente la
existencia de motivos para esta manifestación, la supuesta cercanía con la manifestación
anterior, para finalmente señalar que sólo sería autorizada si esta no se desplazara
frente al MINEDUC o La Moneda, es decir por la Alameda.

– Rechazamos la actitud del Gobierno de Sebastián Piñera y de la Intendenta Metropolitana
Karla Rubilar, quien como ex Diputada debería conocer muy bien nuestras demandas
reiteradamente expuestas en el Parlamento. Así mismo no aceptaremos que, excediendo
sus potestades, busque establecer porqué, cuándo, con que frecuencia y donde
manifestarnos. Nuestra movilización posee motivos de sobra y es en rechazo a una
agenda privatizadora del gobierno en educación, por cuanto tiene por objeto emplazar
al Ministerio de Educación y no renunciaremos a que nuestra marcha transite delante de
su edificio central.

– Nuestras motivaciones poseen métodos pacíficos y es tarea de la Intendencia
Metropolitana velar por el orden público, cuestión que resultará extremadamente
dificultoso de no contar con la autorización correspondiente. Así lo indica la experiencia y
Sebastián Piñera debería conocerla más que nadie.

– Así como sin la autorización se dificulta el resguardo del orden público, también se eleva el peligro de que el actuar de Carabineros sea desmedido y desproporcionado.
Lamentablemente el saldo de la Intendencia en las dos manifestaciones estudiantiles del
presente año han sido dos estudiantes gravemente heridos por el actuar irracional de la
fuerza pública.

– Finalmente comunicamos que nuestra movilización sigue firme y comenzará en la Región
Metropolitana a las 10:00hrs desde Plaza Los Héroes, por cuanto está en manos de las
autoridades resolver si esta se desarrollará de manera autorizada o no. Así mismo, esta se
realizará de manera simultanea en otras 8 regiones del país.

¡Por Educación Sexual y Feminista!
9 de Mayo – Pingüinazo Nacional

Santiago de Chile, 8 de mayo 2018
Crónica Digital

Compartir en ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestPrint this page
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.