HACE 500 AÑOS, HERNÁN CORTÉS PROTAGONIZÓ PRIMERA ELECCIÓN FRAUDULENTA

0

La primera elección fraudulenta y comprada fue hace 500 años en México y la protagonizó Hernán Cortés, fundador en Veracruz del primer ayuntamiento en tierras continentales, destaca hoy el diario La Jornada.

De acuerdo con una publicación en su sección Correo Ilustrado, el 22 de abril de 1519 el conquistador español, para zafarse del control de Cuba, de donde había huido, fundó el citado ayuntamiento.

Allí se hizo nombrar alcalde repartiendo oro entre los españoles y excluyendo a la mayoría que apoyaba al virrey de Cuba.

“Fue la primera elección fraudulenta y comprada. Luego sobornó con oro al rey Carlos para que lo ‘dejara hacer’, ya que llegó aquí ilegalmente”, subraya el texto.

Añade que ahí comenzó la corrupción: “el monarca vendía los puestos y los funcionarios se dedicaban a sacar ventaja. El racismo al traer africanos como esclavos, la destrucción ecológica al destruir el arrecife de coral para fundar San Juan de Ulúa, el colonialismo y el saqueo.”

Luego de estos hechos el fraude electoral en América Latina estuvo marcado siempre por las ansias de poder de militares, oligarcas e intereses foráneos.
Tras la colonización, sobre todo en la antesala del siglo XIX llegar a la primera magistratura en la región tuvo tres etapas fundamentales:

El caudillismo, a través del cual militares y paramilitares luchaban entre sí para imponer su autoridad sobre la nación, o una región y disfrutar de las prebendas de la victoria.

Las dictaduras que buscaban reducir esas propensiones del caudillismo y establecer  la hegemonía del Estado nacional, fue una segunda tendencia. Muchos contaban con el respaldo de las fuerzas armadas para sostener su gobierno.

Diego Portales en Chile, Juan Manuel de Rosas en Argentina y Porfirio Díaz en México, fueron exponentes de ese tipo de régimen.

La oligarquía competitiva o republicanismo oligárquico constituye una tercera variante en la cual se celebraban elecciones periódicas para ocupar puestos políticos.

Se trataba de un instrumento para sacar a los caudillos y a los dictadores que para nada tenían en cuenta al pueblo y en todo caso consagraban el dominio de una minoría.

Posteriormente, según diversos estudios, en la historia de las elecciones presidenciales el primer caso de acusación de fraude en Latinoamérica sucedió en 1931 en Perú, cuando el partido Aprista de Víctor Raúl Haya de la Torre no reconoció la victoria del general Luis Miguel Sánchez Cerro por supuesto fraude por anulación de votos en Cajamarca.

El presunto fraude no prosperó porque la junta transitoria era dominada por el comandante Gustavo Jiménez que era enemigo de Sánchez, aseguran historiadores.

El fraude electoral, que debilita la estabilidad política, puede adoptar una amplia gama de formas que van desde las violaciones de procedimiento a la ley electoral, la manipulación y fabricación de votos, hasta el abierto uso de la violencia contra los votantes.

México, 23 de abril 2019
Crónica Digital /PL

Compartir en ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestPrint this page
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.