LA GRAN SEGREGACIÓN EDUCACIONAL DE CHILE A PUERTAS DEL BICENTENARIO

0

Lo correcto seria que se diera la información clara a la comunidad en ambos sentidos, tanto en los resultados obtenidos por tipo de institución (publica, subvencionada y privada) a nivel nacional y regional, como realizando comparaciones entre comunas dentro de una misma región.

Es por esto, que realizare un análisis lo más profundo posible, dentro de lo que me permitan los datos hasta ahora entregados por el DEMRE en su pagina web (www.demre.cl).

Lo primero es dar las cifras gruesas de las cuales habla el gobierno. Este año fueron 131 establecimientos educacionales los que entregaron los 229 puntajes nacionales, de estos 81 son privados, 35 subvencionados y solo 15 municipalizados.

Si viéramos la distribución de los puntajes por región, nos daríamos cuenta de la tremenda concentración que se da en la Región Metropolitana. Esta región tiene 64 colegios con 136 puntajes nacionales, mientras que el resto de las regiones del país presentan 67 colegios con 93 puntajes nacionales. Las regiones que siguen a la metropolitana son la V con 12 establecimientos, la VIII con 11, la IX y la X con 10, la VI y VII con 8, la IV con 4, la XII 2 y la I y II región con 1 establecimiento cada una.

Ahora si nos concentramos en la región metropolitana seremos testigos de que la gran segregación educacional no es solo por tipo de establecimiento o región, sino que se da marcadamente por el nivel socioeconómico de los habitantes de las diferentes comunas del País.

Entre las comunas de mayores ingresos de la región metropolitana (Lo Barnechea, las Condes, Providencia y Vitacura) tienen 40 establecimientos con puntajes nacionales, mientras que las comunas más populares (La granja, Estación Central, Maipú, La Florida, El Bosque, Puente Alto y Recoleta) presentan solo 10. Estos datos son más dramáticos si vemos que solo el 9.38 % de los establecimientos con puntajes nacionales de la región metropolitana son municipalizados y el 71.88 % son Privados.

Para tener más claro el nivel de segregación educacional realizare una comparación entre seis comunas de la Región Metropolitana, estas comunas serán la de Las Condes, Lo Barnechea, Puente Alto, Recoleta, La Florida y Talagante. Estas representan realidades muy distintas, Las Condes y Lo Barnechea son comunas con una población que en su mayoría es de ingresos altos, Puente Alto y Recoleta son comunas populares con habitantes de ingresos bajos, medios bajos y medios, La Florida es una comuna de capas medias y Talagante representa a las comunas de la región metropolitana que no son parte del gran Santiago.

Se analizaran los establecimientos científicos humanitas diurnos, los que a nivel nacional representan a 1690 establecimientos, con 99.703 estudiantes que rindieron la PSU y un puntaje promedio de 520.7.

Empecemos observando como se comportan los resultados promedios de las pruebas de lenguaje (LEN) y matemáticas (MAT) de la PSU.

Esto nos demuestra las grandes diferencias que existen en los puntajes promedios dependiendo del lugar en cual estudia un joven. Las comunas de Las Condes y Lo Barnechea sacan cerca de 90 puntos de ventaja a quienes estudiaron en las Comunas de La Florida y Recoleta, y más de 100 a los que viven en Talagante y Puente Alto. Esto agudiza diferencias sociales profundas entre los habitantes de una y otra comuna, ya que los que habitan en las comunas de menores ingresos de la Región tienen en la práctica menos posibilidades de acceder a la educación superior.

Si vemos los resultados por tipo de establecimientos entre las distintas comunas nos encontraremos con relaciones bastante similares.

Las Condes vuelve a tener los mejores resultados, pero Lo Barnechea se queda por debajo de comunas de menores ingresos. Los resultados mantienen una tendencia clara en las otras comunas con respecto a la relación de los resultados y niveles de ingreso de la población.

La tendencia es bastante similar en los establecimientos subvencionados, manteniendo los mejores resultados los establecimientos de los sectores de mayores ingresos seguidos por la comuna de La Florida. En este caso es importante señalar que en las comunas de ingresos medios y bajos el numero de establecimientos subvencionados superan con creces a los Privados y Públicos, presentando la comuna de La Florida 49 establecimientos subvencionados contra los 5 municipalizados y 9 Privados, mientras que la Comuna de Las Condes tiene solo 5 subvencionados contra 42 privados y 3 municipalizados.

En los privados se mantienen las diferencias entre las comunas, aunque la de Recoleta presenta un alto rendimiento promedio en sus 2 establecimientos privados, lo que la hace superar a la comuna de Las Condes.

Es importante destacar que los establecimientos Municipalizados no lograron en su mayoría superar los 480 puntos promedios en la PSU, siendo sin duda este sector el que presenta a los jóvenes con mayores necesidades sociales. Los privados, en cambio, superaron con facilidad los 550 puntos promedio.

Estos datos se deben entender en toda su magnitud. Hoy vemos como el modelo educativo Chileno ha fortalecido el sistema privado de educación, entregándole sin mayores problemas las mejores posibilidades de éxito en el sistema escolar, dejando en clara desventaja a los establecimientos municipalizados. Esta situación es más aberrante cuando vemos que la segregación educacional no se da solamente por pagar o no por la educación, sino que también esta relacionada a los niveles de ingresos de la población y recursos que posea la comuna en la cual vive o estudia un joven.

Por lo tanto, en Chile no da lo mismo estudiar en un colegio municipal en una comuna de altos ingresos como en una comuna de menores recursos, como tampoco da lo mismo estudiar en un establecimiento privado del barrio alto de Santiago o de otra comuna de la región.

Como consecuencia de este proceso, la educación superior se ha elitizado enormemente, con una marcada vocación para servir a los sectores sociales que la ocupan, olvidando o dejando en un segundo plano las necesidades de las grandes mayorías nacionales.

Es por lo anterior, que los sectores progresistas y de izquierda debemos crear movimientos sociales fuertes y constantes, que nos permitan generar las condiciones necesarias para terminar con estas enormes desigualdades sociales y culturales, que han validado círculos permanentes de exclusión para una parte importante de la población.

Mario Medina Valeria es Licenciado en Ciencias Agropecuarias Vicepresidente FECH 2005
Secretario Ejecutivo FECH 2006

Santiago de Chile, 22 de enero 2007
Crónica Digital , 0, 46, 21

Compartir en ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestPrint this page
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.