El cambio climático es ahora: la comuna de Pudahuel como “zona de sacrificio”

0

Diversos países y comunidades de todo el mundo ya están sufriendo los fuertes impactos derivados del cambio climático, entre los que se incluyen sequías, inundaciones, desastres naturales. Y como suele ocurrir, los sectores más pobres y vulnerables de la población son los más afectados.

A menos que se tomen medidas urgentes, el cambio climático podría empujar a otros 100 millones de personas a la pobreza para 2030. Esto también podría significar que, para el año 2050, 143 millones de habitantes de tres regiones en desarrollo se conviertan en migrantes climáticos, en vista de que muchas personas, familias e incluso comunidades enteras se verán forzadas a buscar sitios más viables y menos vulnerables para vivir.

En la comuna de Pudahuel no estamos lejos de ser una de las zonas más contaminadas del país. Somos la comuna que más sufre las consecuencias de las temperaturas extremas en invierno y verano, tenemos el mayor índice de contaminación de Santiago, en parte como producto del Aeropuerto de Pudahuel y del Centro Industrial ENEA. La contaminación ambiental, acústica y vehicular es un problema que debemos sufrir cada día.

Como si esto fuera poco, tenemos una zona en Pudahuel olvidada por las autoridades: el sector rural, principalmente Noviciado. Junto a un grupo de vecinos desarrollamos un estudio de la contaminación en términos de los basurales y vertederos que existen en esa zona. En el sector rural de Pudahuel existen 13 vertederos ilegales los cuales para tener la condición de vertederos deben tener una extensión de más de una hectárea, es decir, 10.000 metros cuadrados de pura basura. Los más conocidos son Roque Pérez, Viña Las Palmas y Pablo Pocke.

En estos vertederos el nivel de basura es tal, que se puede observar como desde la basura y la tierra emanan gases tóxicos como Metano, también conocido como el “gas de los pantanos”. Según la Ley 20.879 es responsabilidad de la municipalidad fiscalizar este tipo de hechos. Las multas por botar basura en estos lugares pueden ascender a 100 UTM. Hasta hoy, en lo que corre del 2019, no existe ninguna multa por botar basura en estos vertederos. Suena paradójico: los vertederos siguen creciendo cada día con más basura. Claramente hay una negligencia desde la autoridad municipal en la fiscalización de esto.

Es en ese contexto es que emerge un Movimiento Social en nuestra comuna, Pudahuel Despierta. Un movimiento Social que, dentro de sus ejes, tiene como bandera de lucha la defensa del medio ambiente, las áreas verdes y la vida digna de nuestros vecinos. Esto abarca desde el reciclaje, el cuidado de parques, la lucha por vivienda digna y la defensa de vivir en una ciudad conectada y sin abusos.

Pudahuel Despierta es un movimiento liderado por dirigentes sociales, muchos con larga experiencia en el ejercicio de su labor social, que a lo largo de los años han vivido diversas luchas, en las cuales han ganado muchas batallas y también han sufrido en carne propia la decepción de las promesas incumplidas por parte de la autoridad municipal. Junto a ellos, muchos otros que somos jóvenes dirigentes sociales con ganas de aprender y mejorar la calidad de vida de nuestros vecinos.

Pero no solamente participan dirigentes sociales en este movimiento, también vecinos comunes y corrientes con ganas de un cambio, que pasaron de ser actores pasivos a levantar la voz por mejorar la calidad de vida de sus hijos y vecinos.

Pudahuel Despierta llena de esperanza a los pudahuelinos, hace unas semanas se logró una victoria histórica en la comuna y en nuestro país. Luego de incansables luchas se logró de forma definitiva frenar la construcción de 2 de las 7 torres ubicadas en Claudio Arrau con Oceanía. Cabe mencionar que esta construcción fue declarada ilegal ya que no contaba con los permisos de edificación y tampoco cumplía con los estudios de impacto ambiental.

Pudahuel Despierta le ganó a las inmobiliarias y también a la autoridad municipal que otorgó permisos que no eran legítimos.

Ahora el desafío es de mayor envergadura: lograr que en ese terreno se construya nuestro anhelado Parque Intercomunal Lo Prado, que fue prometido por el señor Johnny Carrasco en años anteriores pero que nunca vio la luz porque el terreno se cedió a la inmobiliaria TravesiaSpA de forma ilegal. Esperamos que los responsables de esta ilegalidad y cesión de permisos de forma arbitraria se hagan cargo de su responsabilidad política y también se cumpla la promesa empeñada de la construcción de nuestro parque.

Debemos entender que los problemas de cambio climático son ahora. En Pudahuel, la contaminación atmosférica y acústica que genera el aeropuerto, la contaminación del aire que genera el centro empresarial ENEA, las mega construcciones en desmedro de parques están todos los días empeorando la calidad de vida de nuestros vecinos: ancianos, niños y adultos ya no quieren vivir más en una comuna que es una zona de sacrificio.

No comprometamos los recursos de la sociedad del futuro por satisfacer las necesidades personales de hoy.

Por Patricio Medina Johnson. El autor es Ingeniero Comercial.

Santiago, 26 agosto 2019

Crónica Digital.

Compartir en ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestPrint this page
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.