Diversas reacciones en Chile por agenda «antiabusos» del gobierno

Diversas y encontradas reacciones suscita hoy una agenda antiabusos presentada por el presidente chileno, Sebastián Piñera, que pretende  aumentar penas de cárcel para delitos económicos y proteger a los consumidores.

Anoche, en cadena nacional el mandatario anunció en una alocución de 15 minutos la denominada Agenda Antiabuso y por un Trato Digno y Justo, que -dijo-  es «asegurar un trato digno y justo a todos los chilenos».

Entre otros puntos, el plan prevé fortalecer la Fiscalía Nacional Económica,  aumentar las penas para los delitos de colusión con bienes de primera necesidad, como medicamentos o alimentos, así como para los delitos tributarios.

También plantea establecer que las empresas que vendan productos al Estado informen la identidad de sus dueños, para detectar y combatir cualquier abuso, conflicto de interés y concentraciones excesivas en la provisión de bienes y servicios, así como crear la figura del Denunciante Anónimo.

Ministros y representantes de los partidos de la coalición de gobierno consideraron las nuevas medidas como potentes, contribución a la paz socia», el camino correcto y contundente y sólida.

Sin embargo, desde la oposición los puntos de vista son diferentes y para el diputado de Convergencia Social Gonzalo Winter la agenda es solo un «largo refrito de medidas ya anunciadas».

Winter advirtió en su cuenta de Twitter que no se avanza en controlar monopolios que ejercen poder sobre los pequeños comercios, y en la protección a los consumidores «ningún anuncio se acerca a lo que aprobó el Congreso cuando dio amplias facultades al Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) en 2017».

Puntualizó que tampoco hay «ninguna medida contra los paraísos fiscales. El gato cuida la carnicería», en referencia al propio mandatario, que ha sido señalado recientemente por sacar millonarias sumas de dinero del país hacia islas Vírgenes Británicas y Luxemburgo.

En igual dirección, el exministro Marcos Barraza, del Partido Comunista, consideró  que «un grave abuso de los más ricos es llevar sus fortunas a paraísos fiscales y evadir impuestos en Chile que servirían para financiar el desarrollo del país. Pero la agenda no incluye los abusos que Piñera comete con su familia en materia fiscal».

Para la presidenta de Revolución Democrática, Catalina Pérez, «una vez más, la agenda
antiabusos no se hace cargo del problema estructural».

Añadió que «más allá de la retórica, siguen pendientes medidas básicas para combatir la corrupción, como que el Ministerio Público pueda iniciar investigación de delitos tributarios».

Por su parte el senador independiente y excandidato presidencial Alejandro Guillier consideró que nadie podría oponerse a la Agenda Antiabusos, pero aseguró que «el problema es que el presidente Piñera tendría que nacer de nuevo para que quienes se manifiestan contra el abuso le crean».

Santiago de Chile, 10 de diciembre 2019
Crónica Digital /PL

Compartir