ANALISTA ADVIERTE QUE CHILE NO DEBE CAER EN EL JUEGO DE TRUMP POR LA CRISIS EN VENEZUELA

El especialista en estudios americanos y académico de la Universidad de Santiago de Chile, Dr. Pablo Lacoste, afirma que el liderazgo del mandatario norteamericano ha dado muestras de ser “irresponsable” en asuntos internacionales. “Chile debe preocuparse por los problemas de la región, pero dentro de los foros latinoamericanos”, sostiene.

El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se contactó telefónicamente con la Mandataria de Chile, Michelle Bachelet. Una de las materias abordadas fue la situación de Venezuela y “la importancia de avanzar en los principios democráticos”, según informó el Gobierno del país norteamericano. El jefe de Estado de la potencia mundial ya había tratado con su par brasileño, Michel Temer, la crisis política que afecta a Caracas.

Para el analista internacional y académico del Instituto de Estudios Avanzados (IDEA) de la Universidad de Santiago de Chile, Dr. Pablo Lacoste, esta situación puede implicar costos para la política exterior de nuestro país. “Donald Trump es absolutamente impredecible y muy poco confiable. Por lo tanto, este diálogo es un juego peligrosísimo para la Presidenta Michelle Bachelet”, señala.

El académico cita episodios en los que el Mandatario estadounidense ha sido cuestionado por su manejo de la política exterior. “Debemos recordar el papelón que dio con Alemania, cuando acusó a Markel de no pagar las cuotas que le corresponden en la OTAN. El Gobierno germano terminó saliendo a decir que tenían todo al día”, ejemplifica.

También, se refiere a la acusación de espionaje sobre la torre Trump que lanzó sobre el ex Presidente Barack Obama. “Cuando se le pregunta por sus fundamentos, no los tiene”.

“Es peligroso asociarse con un liderazgo tan irresponsable como Trump”, afirma, y advierte que Chile, de seguir las instrucciones de la Casa Blanca, “puede terminar embarcándose en una aventura irresponsable y ofensiva. Es muy peligroso que quiera arrastrar a otros países latinoamericanos en esto”, explica el académico.

“Es lo mismo que hizo Bush con Irak: prometió sacar al líder autoritario y democratizar las instituciones, para dejar funcionando al país. ¿Y qué pasó? Nada. Se generó un pantano del cual Estados Unidos no pudo salir nunca más, se hundieron las instituciones y quedó un desastre, una crisis humanitaria”, compara.

Por eso, insiste que “Trump tiene el mismo espíritu de Bush, de intervenir Venezuela, y eso es lo peor que podría pasar”, ya que “así como Bush arrastró a Aznar en España y Tony Blair en Inglaterra a la guerra con Irak, Trump va a querer arrastrar a países latinoamericanos para meterse en Venezuela”.

“Los países latinoamericanos tienen que tener claro que no hay margen para involucrarse en esas aventuras con un liderazgo tan impredecible, absolutamente irresponsable, megalómano y agresivo como Trump”, advierte.

Con todo, reconoce que “Venezuela está viviendo un periodo muy oscuro de su historia, un problema del cual no sabe cómo salir: se han caído las instituciones, no funciona la democracia, hay un modelo autoritario, hay escasez de víveres y la gente está desesperada”.

No obstante, indica que lo más recomendable es que Chile “se preocupe por los problemas latinoamericanos, pero dentro de los foros latinoamericanos”. “El Mercosur y la Alianza del Pacífico podrían buscar la manera de ayudar a que Venezuela salga de esta situación caótica que tiene, pero no con Trump, eso es peligroso”, recalca.

“Con Trump hay que tener una relación respetuosa. No agraviarlo, no generar conflictos innecesarios, pero tampoco ir de aliado de una política exterior impredecible”, concluye.

 Santiago de Chile, 20 de marzo 2017
Crónica Digital / usach.cl

Compañero, tu opinión es importante, deja un comentario