¿CÓMO AHORRAR EN COSTOS DE CALEFACCIÓN ESTE INVIERNO?

0

En las últimas semanas, las bajas temperaturas se han percibido con fuerza en buena parte de Chile, incluso alcanzando récords históricos. De hecho, eN julio se registró una mínima de -8,1º en Punta Arenas y -11,8º Puerto Natales, según el Laboratorio de Climatología del Instituto de la Patagonia de la Universidad de Magallanes. Precisamente, éstas son las temperaturas más bajas en lo que va del año en todo el país.

Según los pronósticos de la Dirección Meteorológica de Chile, la situación no debería cambiar en las próximas semanas, por lo que la recomendación es tomar resguardos para enfrentar las heladas.

Una de las medidas básicas de cada familia para enfrentar el invierno es calefaccionar las habitaciones de su casa. De acuerdo a los datos de los expertos, la temperatura ideal dentro de una vivienda debería ser de 20° C, sin embargo, mantenerla es un desafío… sobre todo para el bolsillo.

Las distintas formas de calefacción, a leña, a gas o en base a electricidad, implican distintos costos para la economía familiar. A través del sitio web www.calefaccionsustentable.cl, una iniciativa del Ministerio del Medio Ambiente, es posible calcular cuánto gastaría una casa mensualmente con cada alternativa de calefacción.

Por ejemplo, realizamos el cálculo para una casa de aproximadamente 100 metros cuadrados, que mantenga la calefacción encendida durante seis horas, con una temperatura de 20° C, recomendada por los especialistas.

De acuerdo a este ejercicio, la leña es la forma de calefacción más económica. El consumo mensual fluctuaría entre los $35 mil y $42 mil, lo que en promedio sería de $38.500 para una casa.

Aunque la leña es uno de los métodos de calefacción preferidos por personas de distintos estratos sociales, su uso está prohibido por las autoridades debido a los altos índices de polución que genera en el aire.

Después de la leña, el kerosene es el combustible más barato si comparamos el valor de adquisición, sin embargo, mantener el consumo y temperatura en una vivienda en las condiciones descritas en el ejercicio, es más costoso que la electricidad. Según el portal Calefacción Sustentable, el gasto mensual del uso de kerosene estaría entre los $58 mil y $71 mil, lo que daría $64.500 como promedio.

Si la misma casa antes descrita ocupara una calefacción eléctrica, el gasto mensual iría desde los $39 mil a los $48 mil, con un promedio de $43.500. Es decir, solo se gastarían $5 mil más que al utilizar leña.

Por su parte, siguiendo con el ejercicio, la calefacción a gas resultó ser la más cara de todas: climatizar una casa de 100 metros cuadrados estaría en el rango de los $61 mil y $75 mil, lo que equivale a un costo promedio mensual de $68 mil.

¿Qué es lo recomendable para el medioambiente?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la leña es el único combustible utilizado para combustión que se considera como emisor de material particulado.

Otros combustibles derivados del petróleo, tales como el gas licuado, el petróleo, el kerosene doméstico y el gas natural, se consideran con cero emisiones de material particulado.

Por ello, además de ocupar equipos de calefacción no dañinos para el medioambiente, los expertos recomiendan aislar correctamente las casas, de modo de preservar el calor en las habitaciones.

Uno de los errores más frecuentes en las casas es que las puertas y ventanas no están selladas, por lo que el aire y la humedad suelen filtrarse por esa vía.

Antes de pensar en calefaccionar una casa, lo que yo recomiendo es preocuparse primero de la aislación. Asumiendo que las filtraciones de aire ya se han arreglado, por donde más se pierde calor es por techos y ventanas. Mejorando la eficiencia energética, el costo de calefaccionar bajará, lo que a mediano y largo plazo puede resultar más económico”, señala Alejandro Harbach, Gerente de Proyectos de Grammer Solar e Ingeniero Civil Industrial con mención en energía de la Universidad Técnica de Berlín.

Por eso, una manera ecológica y económica de mantener un hogar caliente y conseguir una temperatura agradable sin necesidad de utilizar estufas, es sin duda instalar los accesorios adecuados en el hogar, como alfombras o cortinas.

“Una de las formas más efectivas de evitar la pérdida de calor en las casas diseñadas para el invierno, como es el caso de las cortinas aislantes, que no solo son capaces de proteger del frío y reducir el ‘efecto refrigerador’ de las ventanas, sino que además aíslan los ruidos provenientes desde el exterior”, asegura Laura Yáñez, gerente de marketing de HunterDouglas.cl.

Los expertos afirman que es clave fijarse en el material al momento de elegir cortinas que aíslan el frío, así como también es importante revisar el tamaño.

“Cuando están extendidas, los bordes de las cortinas tienen que superar en varios centímetros los límites laterales de las ventanas, y ser lo bastante largas como para casi rozar el suelo. De ser posible, además, los pliegues en los extremos laterales de las cortinas deben quedar ‘cerrados’ hacia la pared, de manera de ‘encapsular’ el frío lo más que se pueda”, agregó Laura Yañez.

En consecuencia, existen varias alternativas para calefaccionar correcta, ecológica y económicamente el hogar, no sólo recurriendo a estufas en base a gas o electricidad, sino también tomando las debidas precauciones para evitar que el aire se filtre a través de puertas o ventanas.

Santiago de Chile, 24 de agosto 2018
Crónica Digital

Compartir en ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestPrint this page
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.