Venezuela y la excusa de los derechos humanos

0

El jefe de la bancada PC-Independientes, diputado Boris Barrera, hizo un llamado a la izquierda a no caer en el discurso fácil de la derecha que está haciendo uso de los derechos humanos en Venezuela para tratar de empatar y aislar al Partido Comunista.

El legislador convocó este lunes a un seminario que se realizó en la sede de la Confederación de Trabajadores Metalúrgicos, Constramet, donde se analizó el informe de la alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet, y en el que participó como expositor el embajador de la República Bolivariana de Venezuela, Arévalo Méndez.

Al evento asistió el encargado de negocios de la Embajada de Cuba, Marcos Hernández, el encargado de relaciones internacionales del PC, Eduardo Contreras,  la dirigenta de la misma colectividad, María Eugenia Puelma, el presidente de la UBP, Juan Cuevas, y dirigentes sociales y políticos.

El objetivo del seminario fue entregar una apreciación jurídica del documento y sus efectos, que estuvo a cargo del asesor legislativo, Carlos Arrué.

“Hay una instrumentalización del discurso de los DDHH con fines políticos. Lo que busca la derecha en definitiva, y también la derecha de América Latina, es cambiar el gobierno de Venezuela” señaló Arrué quien entregó un detallado análisis del informe ONU, que calificó de parcial e incompleto, como también de las 70 observaciones que hizo el gobierno del Presidente Nicolás Maduro.

El asesor afirmó que “la derecha nos quiere poner a nosotros en una encrucijada respecto de Venezuela y tratar en definitiva, a través de un acto de negacionismo encubierto, de empatar respecto de las violaciones que nosotros sí sufrimos, diciendo que no somos capaces de enfrentar las violaciones que se viven en Venezuela. La derecha ha insistido en esta estrategia durante años en tratar de empatar continuamente en distintas materias”

Por ello, Arrué afirmó que es necesario hacer esa reflexión porque “nosotros sí fuimos violados en nuestros derechos humanos, sí fuimos víctimas a gran escala, ejercido por un Estado terrorista. Durante la dictadura no existió la más mínima consideración, ni capacidad del Estado de proteger y defender a las víctimas y eso lo sabemos. La derecha quiere decir: lo de ustedes no fue para tanto, porque si hoy no son capaces de reconocer lo que pasa en Venezuela, es porque tal vez eso no ocurrió en los términos que ustedes lo están planteando. Y ese es un ejercicio muy peligroso que no me cabe duda que insistirán”.

Violaciones a DDHH en Chile

Por su parte, el diputado Barrera afirmó que es claro que detrás del informe dado a conocer el 3 de julio pasado, “no están los derechos humanos. Si existiera preocupación, los Estados y los gobiernos estarían preocupados de todos los muertos en Colombia, las muertes en México, los más de 4 millones de desplazados en Colombia, los muertos en Chile”

“Cuando leí el informe sobre los pueblos originarios, parecía que estaba leyendo un documento sobre nuestro país, porque aquí sí hay violaciones a los DDHH de los pueblos originarios. Sí hay muertos de nuestros hermanos mapuche y no hay castigo a los asesinos. En los hospitales, sin ir más lejos, en mi distrito, en el Hospital San José, se está muriendo la gente hospitalizada en sillas, en el suelo. Eso es en Chile, sin ninguna agresión extranjera, sin ningún bloqueo económico de este jaguar. Sí se violan los derechos humanos” precisó el diputado.

“Debemos tomar la ofensiva en relación a la solidaridad con el pueblo de Venezuela y Cuba, porque lo han dicho los yanquis. Se viene Venezuela, Cuba, después Nicaragua y luego Bolivia en las próximas elecciones. Tenemos que estar preparados y pasar a la ofensiva” indicó.

El legislador, hizo un emplazamiento a la izquierda “que ha caído en este discurso fácil de condenar los derechos humanos, sin hablar del problema de fondo. Tenemos que emplazarlos,  porque todos están contra nosotros, porque están tratando de hacer un empate porque sabemos que no es lo mismo, porque aquí hubo un aparato del Estado, violencia sistemática y existía una institucionalidad creada para exterminar y ese era su objetivo”

 Por lo tanto, agregó “creo que los que no están considerando esos aspectos hay que emplazarlos. A toda esa cantidad de personas que se dicen de izquierda, a decir cuál es el problema de fondo, el problema político y geopolítico, porque el problema no se va a solucionar si renuncia Maduro porque lo que quieren en el fondo es que termine la revolución bolivariana, eso es lo que hay detrás. Quien esté y siga este modelo, esta forma de desarrollo, van a querer derrocarlo igual. Por ello, los derechos humanos son solo una excusa”.

La pieza en el tablero

Junto con destacar el análisis del documento ONU y agradecer por la invitación a dar su opinión sobre el mismo, el embajador Arévalo Méndez indicó que “ese no es un informe relativo a los derechos humanos. Es un movimiento de una pieza en el tablero geopolítico del mundo. Y nosotros estamos en la encrucijada crítica de las peleas que son los grandes poderes de EEUU, China, Rusia por el dominio de gran parte del mundo por las finanzas, por el petróleo, por el agua, etc. No lo hemos buscado,  por supuesto, pero estamos ahí atravesados”.

El diplomático señaló que el documento dado a conocer por la ex Presidenta Bachelet tras su visita a Venezuela, “estaba preparado al mismo momento que ocurría lo de Cúcuta y el 30 de abril con ese intento de golpe de Estado, que no fue más que un engaño entre ellos mismos. Y ese informe era pieza de esto y no se presentó porque se suponía que Cúcuta y el 30 de abril iban a ser un exitazo y después vendría el informe con que iban a tomar preso a Maduro y juzgarlo en la Corte Penal Internacional. Todo ha fracasado por la torpeza y esta vileza,  por la forma de actuar y tomar los DDHH como una moneda de cambio”.

Precisó que fue el gobierno el que invitó a la ex presidenta a visitar a su país y “un gobierno, un Estado que viola los DDHH no va a invitar a la alta comisionada a que le haga una visita. Por eso Colombia se niega a invitar a la alta comisionada, aunque con este informe parcializado, posiblemente, la alta comisionada vaya y  Colombia salga eximida en materia de violaciones a los DDHH o que vaya a Brasil y encuentre que no hay matanza de pobres y negros en las favelas. Pero Colombia curiosamente no ha invitado a la alta comisionada”.

El embajador fue enfático en señalar que no hay violencia sistemática del Estado venezolano. “Eso no ocurre en Venezuela. No hay una posición ni una conducta que pueda demostrarse, no por vía de los hechos ni por vía de investigaciones acuciosas que el Estado viole los DDHH. No es en Venezuela donde están apareciendo las fosas comunes; no es Venezuela donde se está asesinando a candidatos públicos por elecciones, sabemos dónde está ocurriendo eso. No es Venezuela donde se están asesinando periodistas”, resaltó.

A juicio del embajador, “con este informe estamos en presencia de una evidente iniciativa de seguir con un proceso de destrucción del multilateralismo y específicamente en materia de DDHH. Recordemos que en año 2003 cuando el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, el Secretario de Estado, Colin Powell  promovió una  invasión y la destrucción de un país, en este caso Irak, su prueba fue un frasco, nadie supo que tenía el frasco, pero era la prueba de que Sadam Husein tenía armas de destrucción masiva. Hoy no es un frasco, hoy es un informe. Quizás podemos llamarle el informe frasco, al documento de la alta comisionada”.

Ante la agresión y guerra económica desatada por Estados Unidos y las grandes potencias, Méndez indicó que “nosotros no vamos a abdicar del proyecto político. Nosotros no vamos a dar marcha atrás con lo que creemos no solo porque creemos en el proyecto político que nos dejó Chávez, sino que el pueblo ha demostrado que ese es el proyecto político, es su proyecto, que lo asumió o internalizó y lo defiende a capa y espada”.

Puntualizó que “el día que el pueblo venezolano, perciba, vea o quede convencido que el Presidente Nicolás Maduro ha dado un paso atrás respecto del proyecto político, ese día será derribado, así como derribaron a Pérez Jiménez y así como regresaron a Chávez al Palacio de  Miraflores”

Al término de su intervención, Arévalo Méndez envió un mensaje a Bachelet. “Le digo alta comisionada, permítame el honor cuando sea posible mirarnos a los ojos y decirle que lo que usted ha hecho contra la mujer  venezolana es una atrocidad, retráigase, usted puede. Usted fue y participó de la oficia de ONU Mujeres y sabe de lo que estoy hablando. Y una segunda cosa le digo alta comisionada y traigo lo que dijo Abraham Lincoln; Puedes engañar a todo el mundo algún tiempo. Puedes engañar a algunos todo el tiempo. Pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo”.

Santiago de Chile, 17 de julio 2019
Crónica Digital

Compartir en ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestPrint this page
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.