LOS TRABAJADORES AVANZAN

0

El sábado recién pasado, se constituyo la Confederación de Trabajadores del Cobre, más de 220 dirigentes se reunieron en la comuna de Machalí, para constituir esta nueva organización que pretende organizar y agrupar a mas de 80 mil trabajadores de la minería del cobre. Un gran salto, que avanza en el camino correcto: la Unidad de los Trabajadores.

Este lunes los trabajadores de Subus iniciaron su huelga legal y como siempre antes que los trabajadores en huelga, llegaron los policías, esos que son pagados con nuestros impuestos y que deben de cuidarnos de los ladrones, pero no llegaron a perseguir ladrones, si no que llegaron a actuar como guardias de seguridad de la empresa, con cascos, escudos, zorrillos y guanaco, iban a la guerra contra los trabajadores de Subus. Al final los reprimieron.

Los huelguistas que no eran todos los trabajadores, reaccionaron. Eran la mitad de los asalariados cuando fueron atacados por la policía, pero esta acción cobarde, provocó la ira de todos los conductores y casi la totalidad de los trabajadores que se plegaron a las protestas. Gran triunfo de la Unidad de los trabajadores.

Hay mas ejemplos, los conductores de Alsacia, a pesar de las maniobras desde el gobierno, de los amigos y compadres del ex ministro del Trabajo de la época de Lagos, votaron la huelga con gran entusiasmo ayer lunes y además fueron a entregar su respaldo a los huelguistas de Subus. Los valores sindicales como Solidaridad, Unidad, Organización y Lucha, se siguen recuperando en la conciencia de los trabajadores.

Antes fueron los trabajadores del Salmón, los del Líder, Cemco, Fibrocemento. Luego vino Bosques Arauco, lo intentaron los de CCU, se organizan mejor los obreros de Agrosuper, supermercados, telecomunicaciones.

El sindicalismo con conciencia de clase avanza, la unidad sindical avanza y avanza con fuerza, con estusiamo, camina la exigencia de negociación ramal, ínter empresa, de holding, y el término al despido sin causa.

Caminan las ideas justas, con dificultades todavía, pero avanzan. Muchos intentos se hicieron por largo tiempo, para que estas ideas se abrieran paso. Otros intentaron evitar su propagación, fallaron, aunque crearon sindicatos amarillos, se dividió, se marginó, se intento aislar, se firmaron convenios colectivos mulas sin el conocimiento de los trabajadores, se estigmatizaron y descalificaron a dirigentes por defender ideas justas, de unidad, de negociación ramal, de organización ínter empresa, pero no pudieron evitarlo, Los trabajadores son mas inteligentes. Cuando una idea es correcta, esta avanza a pesar de las dificultades y estas ideas prendieron y ya no podrán detenerlas.

La prensa del sistema se preocupa se interesa y alerta alarmada por lo que llaman los mega sindicatos, los empresarios reclaman que el sindicato debe ser por empresas y la negociación no pueden ser ramal, con el mismo cuento de siempre, que las empresas chicas, que las medianas van a quebrar, que el empleo, que la ley hay que respetarla, ¿Y ellos cuándo la han respetado?, ¿Cuándo se han preocupado de no hacer pebre la pequeña y mediana empresa?; Cuando les preocupó el bienestar de los trabajadores ¡nunca! Entonces, ¿Por qué debemos escuchar sus argumentos y respetar una ley que no nos favorece y que por más 30 años le ha asegurado ganancias Billonarias y Trillonarias, a las grandes empresas y aun así no la han respetado?.

Las cifras de la oficina regional de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) señala que la negociación colectiva en Chile tuvo su nivel más bajo el 2004, con sólo un 7,8 por ciento y un 0.8% de reajuste inicial. Según el INE, el 2006, de los 6,5 millones de trabajadores, sólo negociaron colectivamente 194.872, con 19.883 sindicatos vigentes, negociaron poco más de 9 trabajadores por sindicato como promedios y con un reajuste de 0.65%. Esto no daba para más.

Los mismos datos indican que la sindicalización en Chile en 1999, apenas alcanzó un 10 por ciento. Desde entonces, ha subido un punto, o sea a 11 %, esto por que la ley que dejó la dictadura ha hecho ineficaz el sindicato y la negociación colectiva centrado en la empresa, ya que los atomiza en las cuatro paredes. Los trabajadores queremos un sindicato eficaz, un sindicato de lucha y que estamos construyendo todos los días, el sindicato ínter empresa, ya son miles los que se han incorporado a este camino.

Llegó la hora de la Unidad Sindical, de la unidad de todos los trabajadores, la hora de la organización, de la construcción de grandes sindicatos ramales, de áreas, de masas, es el momento de la negociación ramal, ínter empresa, no el próximo año, sino ahora mismo.

Digamos basta de súper explotación, basta de salarios de hambre, basta de paralelismo. Organicemos a los trabajadores por rama y luchemos ahora, por lo que nos corresponde, Mejores salarios, mejor trato, cambios de fondo a la previsión, término de las exclusiones.

Ni el gobierno, ni la derecha, ni menos los empresarios nos regalarán nada, lo que obtengamos será producto de nosotros, de nuestra fuerza y de nuestra lucha.

Las grandes empresas no renunciarán fácilmente a sus ganancias en trillones y con la estructura sindical actual no le podemos hacer ni “cosquillas”.

Sigamos el ejemplo de los trabajadores forestales, del cobre y del transporte, construyamos grandes sindicatos de rama y de masas. Negociemos por área de producción, sepultemos el viejo y anquilosado sindicato de empresa, el que Piñera creo para aplastarnos, y si no, demos un paso al lado, dejemos nuestros cargos a disposición de los trabajadores, para que ellos se den los dirigentes que los nuevos tiempos reclaman y que los lleven al triunfo.

Por José Ortiz A.Secretario Negociación
Central Unitaria de Trabajadores.

Santiago de Chile, 12 de junio 2007
Crónica Digital
, 0, 98, 18

Compartir en ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestPrint this page
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.