Británicos acuden a las urnas para elegir un nuevo Parlamento

0
Unos 46 millones de británicos están invitados a escoger hoy a los 650 miembros de la Cámara de los Comunes del Parlamento, en unos comicios que fueron adelantados para intentar destrabar la crisis provocada por el Brexit.

 

Los centros de votación habilitados en cada una de los 650 distritos abrieron sus puertas a las 07:00 hora local, y cerrarán a las 22:00, cuando iniciará el conteo de los sufragios, y el anuncio de los sondeos realizados a boca de urna.

Será la primera vez en casi 100 años que el Reino Unido celebra elecciones generales en diciembre, un mes de intenso frío y lluvias constantes, lo cual pudiera contribuir a incrementar los niveles de abstencionismo.

En este caso, el ejercicio cívico estaba previsto para mayo de 2022, pero fue adelantado para este jueves a propuesta del gobierno conservador del primer ministro Boris Johnson, con la esperanza de recuperar la mayoría parlamentaria que le permita sacar al país de la Unión Europea el 31 de enero próximo.

Aunque los sondeos vaticinan una victoria de los Tories, Johnson alertó ayer que la puja estaba muy cerrada, y que existía el peligro de que ninguno de los partidos en competencia alcance la mayoría absoluta en la Cámara de los Comunes.

El opositor Partido Laborista espera, por su parte, remontar esa aparente desventaja en las encuestas, con un discurso enfocado en resaltar el daño que ha ocasionado al servicio de salud pública la política de austeridad y recortes implantada por los Conservadores desde su llegada al poder 10 años atrás.

El laborismo liderado por Jeremy Corbyn promete renacionalizar los servicios básicos como el agua y la electricidad, reducir las tarifas de transporte, incrementar el impuesto a los más ricos e implementar una revolución industrial verde para proteger el medioambiente y contener el cambio climático.

Respecto al Brexit, tema central de las elecciones, Corbyn se decanta por negociar un nuevo tratado de retirada con la UE, y luego someterlo a la aprobación de los británicos en un referendo donde se podrá votar también por permanecer dentro de la alianza europea.

El Partido Liberal Demócrata, convertido en la tercera fuerza política de alcance nacional, aunque bastante alejado de los dos pesos pesados de la política británica, se proclama como el único capaz de abortar la ruptura con la alianza europea, en un intento por atraer a los llamados ‘remainers’ o proeuropeos.

De su lado, el Partido del Brexit, fundado por el euroescéptico Nigel Farage, intentará hacer exactamente lo contrario: convencer a los laboristas que al igual que él, quieren ver consumado el divorcio cuanto antes, pero no desean dar su voto a los Conservadores.

Los nacionalistas escoceses, que de acuerdo con la más reciente encuesta de la firma YouGov obtendrían 41 asientos en la Cámara de los Comunes tienen como punto principal en su agenda política presionar para la celebración de un segundo referendo independentista, además de una firme oposición al Brexit.

El panorama electoral lo completan los Verdes, las Unionistas de Irlanda del Norte, el independentista Sinn Fein y los galeses del Plaid Cymru, que aunque minoritarios, podrían también restar votos a los Conservadores y Laboristas por igual.

Londres, 12 diciembre 2019
Crónica Digital/PL

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.