ARMAS Y PAZ EN CHILE

0

“Si el mundo estuviera en paz, los beneficios para la economía global serían de 9.000 millones de dólares al año” declara el Instituto para la Economía y la Paz con sede en Inglaterra. El mismo organismo nos dio la noticia reciente que Chile es el país más pacífico de Latino America y está en el sitio 30 de un índice de Paz global 2012 que incluye 158 país.

Ni por eso Chile deja de estar en la carrera armamentista.
Se discute el 10% de Codelco que financia a las fuerzas armadas y el 3,5% del PIB (SIPRI) del país destinado a las fuerzas armadas en 2010 (cuando comparativamente se gastaba 3,1% del PIB para la educación). La fabricación,  las adquisiciones y exportaciones comerciales de armas son temas poco transparentes en el país.
Uno se pregunta si entre todos los tratados de libre comercio figura también el comercio de armas y con qué país se materializa.
En el mes de julio se reúne el Consejo de seguridad de la ONU para acordar un tratado internacional sobre el comercio de armas. Es de esperar que se consiga mejorías notables en la materia porque la situación mundial  es  de un dramático descontrol. No solamente proliferan las armas con todos sus avances tecnológicos pero este comercio tiene, como la droga, un tráfico ilegal notorio que alimenta los innumerables conflictos existentes en el planeta.
Algunos años atrás, se consideraba que Siria era el país con el mayor potencial militar en el Medio Oriente, un estado tampón entre los países en conflictos pero las noticias actuales pueden informarnos a donde lleva el armamentismo.
Las imágenes de los conflictos armados de Irak, África, Méjico o Colombia compiten en crueldad con nuestras películas de ciencia ficción.
En Chile, nuestros antecedentes históricos no nos permiten creernos mejores que muchos otros. El golpe militar del 73 nos impactó con el bombardeo de La Moneda. El régimen militar mantuvo una larga guerra contra milicias revolucionarias armadas más ficticias que reales. Por mediar el Papa, nos salvamos de una guerra con Argentina. De repente también una muerte por mina antipersonal en el Norte nos recuerda que se sembraron centenares de miles en las fronteras nortinas y  en los caminos de las Torres de Paine. Habiendo hecho más de cien muertos, quedan 200.000 de estas minas por retirar a las fronteras. A pesar de las prohibiciones de armas muy estrictas durante las dos décadas del régimen militar, hoy día, empiezan a multiplicarse las armas privadas tanto como las escopetas hechizas de los asaltantes y también  las escopetas de perdigones de Carabineros en sus intervenciones.
No se habla mucho de armamentismo en Chile pero los países vecinos nos critican los gastos militares del país que desequilibran la región.
Chile tiene una historia de 200 años de fabricación de armas. FAMAE , la fábrica de las Fuerza armadas chilenas no solo fabrica armamento para su defensa sino también para sus exportaciones (no) tradicionales. Famae fabrica actualmente distintos tipo de rifles, de subametralladoras, fabrica también cohetes (Proyecto Rayo de Pinochet) y acondiciona todo tipo de equipos militares.
La historia nacional, en esto, no es de lo todo gloriosa.  El Sr. Cardoen, por ejemplo, ha sido durante el gobierno militar un experto en la fabricación y comercialización de las “bombas de racimos” y el mismo general Pinochet realizaba viaje a Londres para comercialización de armamentos.  El retorno a la democracia no ha logrado un absoluto control sobre estas fabricaciones y estas ventas.  Hasta 1999, Chile fabricó minas antipersonales. Se debe recordar otros hechos como la condena de un general director de Famae por la venta ilegal de armas a Croacia y el cuestionamiento por  coimas en la compra de aviones Mirage a Bélgica. La poca transparencia en la materia es preocupante.
Muchos visitantes fueron a ver volar los aviones a la FIDAE 2012 pero no se percataron de la cantidad de expositores y fabricantes de productos bélicos que se encontraron en este evento.
Un general francés aprovechó la oportunidad para visitar a Famae e invitar a delegados chilenos a su EUROSATORY 2012 donde los más grandes fabricantes de armas a nivel mundial expondrán sus productos.
Se notició también que en Fidae 2012, se acordó una co-fabricación de granadas de mano con una firma finlandesa. Pero esos temas poco se divulgan.
Amnesty Internacional escribió una carta al Presidente Piñera antes de su última rendición de cuentas, le hicieron uno largo cuestionamiento de la situación de los derechos humanos en Chile pero se olvidaron completamente del problema del armamentismo en Chile. Un patriotismo añejo frena el  pacifismo y el antimilitarismo sin embargo muy necesario en la política del país.
La entrada al salón internacional de EUROSATY 2012 en Francia esta prohibida a tres ONG : Amnesty Internacional, Oxfam y Terre Solidaire. La libertad de expresión en la materia es muchas veces coartada. El negocio de las armas es un buen negocio y tiene una legalidad ambigua en muchos países.
Últimamente, Chile volvió a ser noticia despertando sus antiguos conflictos, la memoria de los atropellos a los derechos humanos es irrenunciable pero debemos preguntarnos si no es mucho más valioso todavía enfocar los cambios y los perfeccionamientos que se deben hacer para preservar la paz futura.
Exigir trasparencia en materia del armamentismo nacional, abogar por un desarme continental, cultivar una cultura no violenta, una convivencia solidaria, esas son las tareas apremiantes para la ciudadanía.
Es un espacio donde los cristianos tienen un rol muy particular.
Van casi 50 años de la última encíclica papal sobre la Paz: “Pacem in Terris” de Juan XXIII. El Concilio Vaticano II hizo converger la temática de la Justicia Social con el tema de la Paz. Juan Pablo II puso la preocupación por la Paz  al nivel de las Instituciones Internacionales y de la diplomacia. Benedicto XVI, está  quedando corto en el delicado tema.
Pero en la ciudadanía y en la feligresía;
¿Quién sabe la fecha del día internacional para la Paz? ¿Quién sabe el día de oración que tiene la Iglesia católica para la Paz?
            Y por lo tanto una joya bíblica nos describe la voluntad de Dios para nuestra tierra, el salmo 85 reza:
“Voy a escuchar de qué habla Dios.
Sí, Yahvé habla de Paz.
para su pueblo y para sus amigos,
con tal que a su torpeza no retornen…
Amor y Verdad se han dado cita
Justicia y Paz se abrazan;…
El mismo Yahvé dará la dicha,
Y nuestra tierra, su cosecha.”
                          Paul Buchet
Consejo Editorial de “Reflexión y Liberación”.Santiago de Chile, 14 de junio 2012
Crónica Digital
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here