Rusia presenta Afivavir: primer medicamento contra la COVID–19

El Ministerio de Salud de Rusia ha aprobado el primer medicamento contra la COVID–19 fabricado en el país, según la información publicada en el registro estatal de medicamentos. El nombre comercial del medicamento, que ha sido elaborado en forma de comprimidos, es Afivavir, mientras que la denominación común internacional será Favipiravir

Paralelamente, el Centro Vector, dedicado a la investigación de virología y biotecnología del Estado de Rusia, ha informado que ha desarrollado una vacuna contra el nuevo coronavirus que podrá ser administrada por vía nasal.

El Afivavir ha sido producido por el Fondo de Inversión Directa de Rusia (RDIF) y por el Grupo ChemRar, y ha mostrado ciertos niveles de efectividad contra el nuevo coronavirus en un ensayo clínico en pacientes hospitalizados con COVID-19. Durante el ensayo aleatorizado y comparativo, el Afivavir, que interrumpe los mecanismos de reproducción del coronavirus, fue aplicado a 40 pacientes. De ellos, el 60% dio negativo para COVID–19 después de cinco días de tratamiento, con lo cual se reduce el tiempo de recuperación en comparación a los con terapias estándar.

Los investigadores indican que estos hallazgos son consistentes con los estudios realizados en China durante febrero, que también mostraron una disminución en la duración de la enfermedad de 11 días a entre cuatro y cinco días.

El RDIF comunicó que la etapa final de los ensayos clínicos de Afivavir, que se desarrolla en 330 pacientes, está en ejecución.

El CEO del Fondo de Inversión Directa de Rusia, Kiril Dmítriev, aseguró que el “Afivavir no es solo el primer medicamento antiviral registrado contra el nuevo coronavirus en Rusia, sino que también es quizás el medicamento anti–COVID–19 más prometedor del mundo”.

Dmítriev señaló que el fármaco antiviral Afivavir será repartido desde el jueves 11 de junio a los diferentes hospitales de Rusia para brindar alrededor de 60.000 tratamientos. Del mismo modo, dijo que Rusia exportará su fármaco a diversos países del mundo, incluidos América Latina, después de cubrir la demanda interna. No estará a la venta en las farmacias, solamente se podrá ser administrado en centros médicos y estará prohibido para mujeres embarazadas.

Por otro lado, el Ministerio de Defensa de Rusia anunció que comenzará los ensayos clínicos de la vacuna que han estado produciendo contra el COVID–19, tomando como sujetos de prueba a un grupo de 50 militares que se ofrecieron voluntariamente. En un comunicado, la autoridad militar rusa explica que el primer grupo de voluntarios ingresó el miércoles al Centro de Investigación Científica Nº 48 del Ministerio de Defensa, donde se desarrolló el proyecto de vacuna.

En tanto, el Ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigú, informó al Presidente Vladimir Putin que los ensayos clínicos de la vacuna deberían concluir antes de fines de julio próximo.

Moscú, 4 de junio 2020.

Crónica Digital.

Compartir