UNIDAD DEL MAGISTERIO, LA TAREA PENDIENTE

0

Las descalificaciones públicas han marcado la tónica de las últimas declaraciones de las diversas corrientes internas al interior del Magisterio. El resultado de esta forma de hacer política ha significado la entrega de una imagen gremial negativa hacia la opinión pública, instalando la percepción de ingobernabilidad, de crisis interna y, por tanto fortalece la eterna lucha del poder por el poder.

Sin duda que la elección del dirigente Jaime Gajardo como presidente del Colegio de Profesores podría preocupar a los demás actores de la educación chilena pero, el problema principal para este período se situará -más allá de lo que piense el gobierno o los sostenedores privados- en la capacidad de sus dirigentes de atraer a los miles de maestros que se restaron de esta convocatoria electoral. Según cifras oficiales la abstención llegó al 53% de un universo cercano a los 66 mil que cumplían con todos los requisitos para sufragar.

Además, la votación general por lista demuestra que los actuales equilibrios al interior del magisterio se mantienen. En cuanto a resultados, la lista encabezada por el partido Comunista llegó al 25,42% de los votos válidamente emitidos, mientras que la Concertación alcanzó el 24,41%, ósea, la diferencia entre las principales fuerzas es de solo el 1%. Diferencia marginal si el objetivo era tener mayoría en el Directorio Nacional.

Otro elemento relevante en este análisis es que el gran ganador fue la lista del partido Humanista ya que logró el 5,18% de los votos y con ello pudo, sin ningún tipo de alianzas, elegir a uno de sus militantes. Su elección resulta interesante dado que el voto de dicho dirigente podría fortalecer o debilitar la gestión del nuevo líder de los profesores.

Sin embargo, uno de los más perjudicados en este proceso fue la lista encabezada por Fuerza Social ya que logró reunir el 20,58% de los sufragios y los ubicó en la tercera preferencia. En términos políticos dicho porcentaje demostraría que los profesores le quitaron la confianza al actual presidente dado que si se analizan los números con total frialdad, existió un voto cruzado ya que disminuyó la votación de Jorge Pavez, como candidato a la presidencia, pero mantuvo 4 de los cinco cupos que aspiraba.

LOS FRIOS NÚMEROS QUE OBLIGAN A LA UNIDAD

Los resultados de la elección del Colegio de Profesores dejó compuesto el Directorio Nacional de la siguiente forma. De los 15 cupos, la lista encabezada por el Partido Comunista y sus aliados; la Lista de la Concertación y la de Fuerza Social obtienen 4 cupos cada uno. La derecha obtiene dos representantes y el Partido Humanista solo uno. Por tanto, ninguna fuerza obtiene la mayoría necesaria para gobernar por si solo a los docentes en los próximos cuatro años.

El Ejecutivo quedó constituido, por el candidato más votado de la lista más votada, como presidente Jaime Gajardo. En segundo lugar Pedro Chulak del Partido Radical Socialdemócrata ocupará el cargo de Secretario General y, el líder de Fuerza Social Jorge Pavez deberá ocupar la Tesorería de la Orden. En tanto, la primera vicepresidencia quedará en manos de Mónica Monsalve de Renovación Nacional.

Adicionalmente, la segunda vicepresidencia la tendría la dirigente comunista Olimpia Riveros y el pro.secretario estaría en manos del también Radical Sergio Gajardo y en el cargo de pro tesorero lo ocupará Roberto Villagra de Fuerza Social. Por tanto de los siete cargos dos son del PC, dos de Fuerza Social, dos de la Concertación y uno de Renovación Nacional.

En el caso de los directores, los cupos se reparten en dos para la lista del PC y sus aliados; dos para la Concertación y dos para Fuerza Social y, mientras que la derecha obtiene un director al igual que los humanistas.

Esta composición obliga a la próxima Directiva Nacional a establecer acuerdos políticos entre las distintas fuerzas. De lo contrario la gestión de la nueva presidencia podría presentar complicaciones para gobernar ya que si Fuerza Social se alinea con la Concertación tendrían mayoría en esta estructura gremial. Sin embargo, esto también podría ser relativo ya que la abrupta caída en el respaldo de la tendencia de Pavez no asegura que en el Magisterio, Fuerza Social continúe su itinerario político de constituirse como partido legal.

En este escenario, las decisiones urgentes que deberá enfrentar la nueva Directiva nacional están acotadas a restablecer las relaciones y aportes del Colegio con la CUT, las que fueron congeladas por Jorge Pavez ya que cuestionaba los informes financieros de la multigremial. Gajardo ha dicho en reiteradas ocasiones que resulta fundamental la participación del Magisterio en la CUT pero para ello deberá negociar con tres directores para hacer la mayoría necesaria para alcanzar este objetivo.

Otro frente de negociación será la distribución de los nuevos directores en los Departamentos del Colegio lo que se pronostica como compleja.

En materia de negociación gremial con los otros actores de la educación, Gajardo ha sostenido que los maestros tendrán una posición firme frente a materias como evaluación docente y la deuda histórica. Sin embargo, al no tener la mayoría deberá establecer un acuerdo con las demás fuerzas al interior del Magisterio para colegiar una opinión común en estas reivindicaciones sectoriales, lo que obligaría al próximo líder de los maestros a moderar su discurso.

En este contexto, Jaime Gajardo deberá dar una señal de probidad ante las continuas acusaciones de parte de los otros sectores políticos de haber utilizado 127 millones de pesos de las arcas gremiales, cuando ocupaba la presidencia del regional metropolitano de la Orden en el año 2002.

El actual equilibrio de las corrientes políticas docentes obliga a iniciar procesos de unidad a cada uno de los dirigentes electos del Colegio de Profesores, y al mismo tiempo, dar señales claras que sus intereses de grupo no pueden estar por sobre los del gremio ya que los colocaría en una situación de debilidad frente al gobierno, a los municipios y a los dueños de los colegios particulares. La tarea es concreta y la unidad magisterial es la mejor nota que deberán alcanzar tras las elecciones de la semana pasada.

Por Roberto Portilla. Editor General de Crónica Digital.

Santiago de Chile, 19 de octubre 2007
Crónica Digital , 0, 204, 21

Compartir en ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestPrint this page
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.